Marc Márquez prueba el RB8 en el Red Bull Ring

Marc Márquez ha vuelto a ponerse a los mandos de un monoplaza de competición en un evento organizado por Red Bull y Honda en Austria. El piloto de MotoGP ha lucido los colores de Toro Rosso.

Red Bull continúa con su excepcional campaña de marketing y en el día de hoy ha tenido lugar una jornada de test en el su circuito en Austria, el antiguo A1 Ring, con Marc Márquez. El piloto de Honda en MotoGP ha tenido la oportunidad de subirse a un Red Bull de la era pre-híbrida gracias a su relación con la marca de la bebida energética y con los motores que este año equipan la formación de Faenza. Dani Pedrosa tomará los mandos mañana, tras anunciar hoy su salida del equipo Honda-Repsol de cara a 2019.

Dos días después de su caída en el Gran Premio de Italia, en Mugello, Marc Márquez se ha vuelto a enfundar el mono, en este caso con los colores de Red Bull, para ponerse a los mandos de un Fórmula 1. El piloto de Cervera ya visitó en el día de ayer las instalaciones de Red Bull Racing para probar el simulador del equipo y tomar las primeras sensaciones, siendo hoy el plato fuerte para el vigente campeón de Moto GP. Márquez pudo probar así el RB8 de 2012, con el que Sebastien Vettel logró el título y Red Bull se proclamó campeón en marcas, bajo la atenta mirada de Helmut Marko y de los ex-pilotos Mark Webber y Niki Lauda. Estas fueron sus declaraciones al concluir estos test:

"Es una sensación increíble pilotar este coche, especialmente en las deceleraciones y en la velocidad de paso por curva; ahora empiezo a sentir de nuevo mi cuello".

Marc Márquez no será el único piloto que visitará el Red Bull Ring para pilotar este monoplaza y mañana serán Dani Pedrosa, que ya ha anunciado que no continuará con el equipo Honda el año que viene, y el italiano Toni Cairoli quienes protagonicen este evento de la marca.