Ferrari estrenará en China un nuevo fondo plano

En Ferrari no han parado de trabajar para poder estar aún más cerca de Mercedes y no se relajan a pesar de la victoria en Australia. 

Comenzó la temporada en el pasado Gran Premio de Australia y saltó la sorpresa. Ferrari se alzó con la victoria con un Sebastian Vettel que aprovechó la salida del Safety Car para entrar en boxes, cambiar neumáticos y así salir por delante del líder, Lewis Hamilton. Desde ese momento el alemán de Ferrari dominó la carrera hasta concluir con victoria.

Sorpresa para todos, incluso para ellos mismos, que saben que el SF71H está un paso por debajo del Mercedes. Por eso no paran de trabajar en la fábrica para acortar distancias. Su objetivo es estar lo antes posible en igualdad de condiciones con los alemanes, o por lo menos, más cerca.

En Australia pudieron obtener muchos datos para mejorar el monoplaza y así planear cómo afrontar los próximos dos Grandes Premios, que tendrán lugar en dos fines de semana consecutivos, en Bahréin y en China. En éste último se espera que estrenen un nuevo fondo plano que solucione los problemas de inestabilidad en las frenadas y en curvas que han tenido en los test y en el primer Gran Premio.

Al concluir la pasada carrera, Sebastian Vettel solicitó a los ingenieros un coche que reaccionase mejor: "Tenemos un gran potencial, pero el coche no responde como me gustaría, patina en algunos sitios y no estoy muy contento con la forma en que entra en curva. Es una cuestión de sensaciones. Estamos acostumbrados a lidiar con problemas, pero en pistas como esta, si tienes confianza, puedes marcar la diferencia y por ahora no es así", comentó el alemán.