Vettel recupera la sonrisa en Australia con Alonso quinto y Sainz décimo

Sebastian Vettel vence en la primera carrera del año gracias a una estrategia vencedora de Ferrari. El alemán se aupó al liderato al hacer su parada durante la salida del coche de seguridad, relegando a Lewis Hamilton al segundo puesto; Kimi Räikkönen completó el podio. Por su parte, Fernando Alonso volvió a competir y finalizó quinto, mientras que Carlos Sainz cruzó la meta en décima posición tras verse afectado por un problema estomacal.

Sebastian Vettel se convierte en el primer líder del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno después de una lección de estrategia. El alemán realizó su parada en el momento en el que salió el 'safety car' y sorprendió a sus rivales. Entre ellos, Lewis Hamilton, que no tuvo tiempo de reacción para recuperar el liderato. Finalmente se tuvo que conformar con el segundo puesto. El primero de los españoles, Fernando Alonso, volvió a competir en la parte alta de la tabla y acabó quinto, por delante de Max Verstappen. Carlos Sainz sólo pudo ser décimo al verse penalizado por la salida del coche de seguridad y un problema gástrico a causa de la bomba de hidratación. La peor parte se la llevó Haas en su mejor carrera en la Fórmula Uno. Su participación se fue al traste por un problema con una de las pistolas durante el paso por boxes de sus dos monoplazas. Su sueño en Australia apenas duró veinticuatro vueltas. Una bofetada golpeó a los estadounidenses en un cruel desenlace para un equipo que estaba brillando en la primera carrera de la temporada con sus dos pilotos rondaban los cinco primeros puestos.

El circuito australiano de Albert Park dio el pistoletazo de salida a una nueva temporada de Fórmula Uno. La renovada categoría del automovilismo se puso en marcha, como es habitual, en la ciudad de Melbourne, que recibió al 'Gran Circo' con 23ºC de temperatura y cielos despejados aunque con posibilidad de lluvia en los últimos instantes de carrera. Pronto empezaron los primeros ataques sobre el asfalto. La salida, aunque muy limpia, no estuvo exenta de adelantamientos: Kevin Magnussen se alzó como uno de los protagonistas. El de Haas se quitó de encima a Max Verstappen asaltando la cuarta posición. Por delante, Lewis Hamilton defendió la 'pole' y Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel mantuvieron la segunda y tercera posición respectivamente. Fernando Alonso buscó el hueco de Carlos Sainz en la batalla por la novena plaza, pero el de Renault se defendió de los primeros ataques del asturiano. Por su parte, Daniel Ricciardo se aupó a la séptima posición, mientras que Valtteri Bottas era decimotercero, justo entre los dos hombres de Force India. El finlandés de Mercedes, perdido en la zona media del grupo, no pudo evitar que Ferrari pusiera contra las cuerdas a Lewis Hamilton en la pelea por el primer triunfo del año.

Sirotkin y Ericsson, los primeros abandonos

El ruso de Williams fue la primera baja de la nueva temporada. Un problema mecánico acabó con su participación en el primer Gran Premio de la temporada. Acto seguido fue Marcus Ericsson el perjudicado por otro problema mecánico. A estos hubo que añadir el de Pierre Gasly. El nuevo motor Honda de Toro Rosso no ayudó al francés, que detuvo su STR13 antes de tiempo. El Toro Rosso no parece un monoplaza especialmente competitivo y para muestra un botón: Brendon Hartley, el último clasificado, finalizó a más de cuarenta segundos de Lance Stroll.

La ansiedad no suele ser buena compañera de viaje. Bien lo sabe Max Verstappen. El de Red Bull apretó más de la cuenta para intentar quitarse de encima a Kevin Magnussen y a punto estuvo de acabar contra el muro. Aunque pudo continuar en carrera tras sufrir un trompo, perdió dos posiciones y puso contra las cuerdas sus opciones de llegar al podio. En el otro lado de la moneda, Daniel Ricciardo. El australiano, más paciente, calculador y regular que su compañero de equipo, esperó hasta encontrar su oportunidad y se vio en la pelea por el tercer puesto en los últimos instantes de carrera.

El desastre para Haas llegó poco antes del ecuador de carrera. Cuando firmaban su mejor carrera desde su llegada a la Fórmula Uno llegó el fatídico desenlace que puso patas arriba la carrera en todos los sentidos. El primer intento de 'undercut' fue obra de Kimi Räikkönen. Con un ritmo más bajo en pista, los de Maranello llamaron al fines a boxes para intentar superar al británico mediante la estrategia, al igual que ocurrió el año pasado con la estrategia de Sebastian Vettel. En esta ocasión no surtió efecto: los de Brackley replicaron la parada y llamaron al líder de la carrera para evitar sustos. Así, Lewis Hamilton conservó el liderato sin apuros. Hasta la llegada del 'safety car'.

Fue en el ecuador de carrera cuando el coche de seguridad reanimó la lucha por el triunfo. Sebastian Vettel, que parecía estar fuera de toda pelea por la victoria, asaltó el liderato sin hacer apenas ruido. Si la suerte hay que buscarla, Ferrari no cesó hasta dar con ella en Albert Park. La 'Scuderia' pasó a liderar un Gran Premio que se había puesto complicado para sus intereses a falta de más de veinte vueltas para la conclusión. Ricciardo supo mantener un buen ritmo de carrera para comprometer a Kimi Räikkönen en la lucha por el tercer escalón del podio, mientras que Alonso volvió a sentirse piloto con batallas mano a mano contra Max Verstappen en la lucha por el quinto puesto. Carlos Sainz fue uno de los mayores perjudicados por la salida del 'safety car' y se vio relegado a la décima posición en la segunda parte de carrera, sólo por delante de ambos Force India, Leclerc, Stroll y Hartley.

La carrera llegó a sus últimas diez vueltas de carrera con todo en el aire. Mientras Lewis Hamilton pedía permiso para activar el "Hammer Time", Fernando Alonso se defendía de Max Verstappen para finalizar quinto y Daniel Ricciardo buscaba el podio ante un Kimi Räikkönen que no daba su brazo a torcer. Afortunadamente para el lider no hubo más cambios en la parte alta de la clasificación: Sebastian Vettel conservó el liderato hasta la última vuelta para comenzar el año mandando en el Campeonato. Albert Park se consolida como un mal territorio para Lewis Hamilton, que volvió a perder la victoria al igual que ocurrió el año pasado. Kimi Räikkönen sumó un nuevo podio, mientras que Daniel Ricciardo se quedó con la miel en los labios, a menos de un segundo del podio.

Quinta posición para Fernando Alonso en la primera carrera del nuevo binomio McLaren Renault. El suplicio junto  a Honda forma parte del pasado y ya el asturiano vuelve a sentirse piloto entre los grandes de la categoría. Carlos Sainz, afectado por un problema estomacal, aguantó las embestidas de Sergio Pérez y arrancó el primer punto de la temporada de Albert Park. El guión volvió a repetirse para Ferrari en Albert Park.

Tabla de resultados