Pirelli arrasa en el arranque del Nacional de Asfalto en Lalín

Los neumáticos Pirelli han sido los grandes vencedores en el Rali do Cocido, que ha supuesto el inicio del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. La marca italiana le gana la primera batalla a Michelin en 2018.

Después de demostrar el gran rendimiento de sus compuesto en 2017, llevándose el título absoluto con Iván Ares, la marca Pirelli empieza la temporada dominando el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Los italianos han logrado la victoria absoluta y se han llevado otras tres categorías, que serían cuatro de no ser por la descalificación de Álvaro Muñiz por irregularidades en su Ford Fiesta N5, gestionado por RaceSeven. Michelín se mete en el podio con Miguel Ángel Fuster y Hankook con seis coches entre los diez primeros.

La pasada temporada nos dejó la primera gran batalla entre Pirelli y Michelín después de años de dominio de la marca francesa en el Nacional de Asfalto. Con un reparto muy igualado entre los equipos presentes en la categoría R5, la firma italiana logró marcar diferencias con la llegada de los rallyes del norte y las complicadas climátológicas, donde la lluvia fue la tónica general desde que el certamen regreso de las Islas Canarias a la península. Iván Ares logró sacar el máximo rendimiento a las gomas de Pirelli a los mandos del Hyundai i20 R5 mientras que pilotos como Cristian García o Pedro Burgo vieron como los Michelin comprometieron citas como el Rallye de Ferrol o el Princesa de Asturias, donde el maño sumó dos abandonos por salidas de pista bajo la lluvia.

Pero la guerra de neumáticos no ha quedado ahí y este año los papeles han cambiado, con Pirelli como grandes favoritos. Los milaneses llegaron al Rali do Cocido con los Hyundai de Iván Ares y Surhayen Pernía dentro de los favoritos para luchar por la victoria frente a los Ford de Miguel Fuster y Iago Caamaño. Una batalla en la que el cántabro fue el primero en caer tras una salida de pista en el shakedown, dejando el peso de la marca italiana en manos del vigente campeó, que no falló. Iván Ares logró llevarse siete de los trece tramos que compusieron la prueba. Dejando los seis restantes en manos de Fuster y Caamaño, que en el último bucle se tenía que retirar por una salida de pista en la que dañaba el radiador de su Fiesta.

Pero la victoria absoluta, y dentro de la categoría R5, no han sido los únicos triunfos que se lleva Pirelli de Lalín. La marca italiana fue la gran dominadora entre los N5 con Álvaro Muñiz, que se hizo con un total de nueve scratchs, llegando incluso a plantar batalla a los R5 en determinados tramos. Aunque la gran jornada del sábado del piloto coruñés de poco le sirvió después de que los comisarios encontraran ilegalidades en su mecánica, dejando la victoria en la categoría en manos de Javier Pardo y el Suzuki Swift R+, calzado con neumáticos de Hankook. La categoría R4, con un Felix Macías que lograba batir al Evo X de Alberto Nimo, y la de dos ruedas motrices, en la que Javier Bouza lograba batir a las unidades R2 con el Clio R3T, completaron la lista de victoria de Pirelli.

Michelín también se hacía con un buen puñado de scratchs gracias a los Ford Fiesta R5 e incluso se colaba en el podio con la segunda posición de Miguel Ángel Fuster, que pudo ser un doblete de haber sido por los problemas de Caamaño en la tarde del sábado. Pero si hubo otra marca que dejó clara su gran apuesta por el Nacional de Asfalto, esa fue Hankook. La marca coreana se hizo con la victoria en la categoría N5 y además consiguió contar con un total de seis coches entre los diez primeros, sumando el Swift R+ de Javier Pardo y los Swift N3 de la copa de Berdomás, Rico, Gabeiras, Castro y Tamés.

El Campeonato de España de Rallyes de Asfalto ha dado comienzo y la batalla entre las diferentes marcas presentes en la categoría R5 no será la única que forme parte del calendario, los neumáticos también tendrán mucho que decir en el devenir de la temporada. El Rali do Cocido ha supuesto la primera victoria para Pirelli, que en Sierra Morena tendrá que intentar mantener el ritmo en unas condiciones menos propicias para ellos con más calor. Además se esperan cambios en el campeonato, como la llegada de Cohete Suárez con una unidad del i20 R5, y habrá que ver que nuevos movimientos surgen en la elección de las gomas.