M-Sport apuesta por la electricidad y ya trabaja en un nuevo proyecto

El preparador M-Sport vuelve a situarse a la vanguardia de la competición y Malcom Wilson, dueño de la compañía, ha confirmado que están trabajando en nuevo coche de rallyes eléctrico. 

Casi cualquier aficionado a los rallyes, por no decir el 100%, sabría decir qué es M-Sport, a qué se dedica o quién es su fundador. La compañía de Cumbria se convirtió en una auténtica pionera en cuento a rallyes se refiere con la creación del Ford Fiesta R5, el primer modelo de esta categoría que salió a la venta y el único que se ha desarrollado sin contar con el respaldo de un equipo oficial, algo de lo que si gozaron los DS3, 208, Fabia o i20. Pero Malcolm Wilson no deja de mirar al futuro y al electricidad se ha convertido en su próximo gran objetivo, por lo que han comenzado a trabajar en un nuevo coche de rallyes eléctrico.

El medio Motorsport-News ha sido el encargado de desvelar en que dirección está trabajando M-Sport en este 2018, gracias a unas declaraciones de Wilson. El dueño de la empresa británica quiere seguir los pasos de la Fórmula E o el Mundial de Resistencia, competiciones en las que la gasolina ha dejado paso de forma total o parcial a la electricidad, bien sea con modelos 100% eléctricos o híbridos. Una idea que también llegó al Rally Dakar gracias a la empresa española Acciona y al preparador Ariel Jatón, un proyecto que logró el duro reto que supone terminar la prueba más dura del mundo.

Pero M-Sport no es será el primero en coquetear con la versión más eco de los rallyes y Citroën ya hizo lo propio hace diez años con el denominado Citroën C4 WRC HYmotion4, un híbrido que no llegó a debutar en competición debido al reglamento de la FIA. Pero la idea de los de Cumbria es muy diferentes, ellos están apostando por un modelo totalmente eléctrico y pensado para un futuro cercado, ya que dentro de cuatro años cambiará la normativa del Mundial de Rallyes y la posibilidad de introducir este tipo de coches está sobre la mesa. Por el momento Malcolm Wilson no ha dado muchos detalles sobre este proyecto, aunque los planes pasan por probarlo a lo largo de este año en un Ford Fiesta R5, introduciendo esta nueva mecánica. Estas han sido sus declaraciones:

"Ya sabes cómo somos en M-Sport, siempre estamos buscando formas de desafiarnos a nosotros mismos. Y este es el siguiente paso en la tecnología en el deporte. No voy a darte ninguno de los detalles técnicos. No puedo porque estamos trabajando con otras compañías que comparten esta visión y hemos firmado acuerdos de confidencialidad, pero basta con decir que estamos de acuerdo y, si las cosas continúan y podemos progresar, entonces espero que este año podamos tener un automóvil en funcionamiento. Eso sería algo en una carrocería R5, no sería el auto terminado".