Satisfactorio test para los pilotos del Nacional de Asfalto en A Coruña

La temporada en asfalto ha dado comienzo con el Regional Gallego, donde Iván Ares ha logrado la primera victoria de la temporada con el renovado i20 R5. Suzuki Motorsport, RMC Motorsport o TRS Racing han sido otros de los que han podido probar sus mecánicas.

Después de que la preinscripción del Jarama abriera la temporada en la tierra, el Rally A Coruña ha hecho lo propio en el asfalto con la apertura del Regional Gallego de Rallyes. Una prueba que sirvió de test para parte de los equipos del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, entre los que se encontraba un Iván Ares que volvió a subirse a lo más alto con el Hyundai i20 R5, ya con novedades. Suzuki también se ha reencontrado con el Swift R+, RMC Motorsport ha puesto en pista varias unidades R5 y algún N5 y TRS Racing ha iniciado un nuevo proyecto con objetivo nacional.

Había ganas de asfalto y A Coruña lo ha demostrado con una lista de inscritos de lujo, contando con un total de cuatro unidades R5 y tres N5 entre los favoritos, así como los Mitsubishi Evo X, el espectacular 306 Maxi de Senra o un más que curioso Ford Fiesta N6. La prueba se iniciaba con un bucle matinal que nos dejaba una gran batalla entre Iván Ares y Víctor Senra con un i20 R5 y un Fiesta R5 respectivamente, repartiéndose los dos primeros scrtachs de la prueba. Los gallegos repetían resultados en la segunda pasada, aunque con un pequeño susto por parte de Ares que le llevaba a perder el liderato y caía hasta la tercera posición, por detrás de Iago Caamaño y Víctor Senra. Una batalla entre Ford y Hyundai que se repetiría por la tarde, aunque Iván Ares demostraba sus dotes de Campeón de España y se hacía con las últimos cuatro tramos del rallye, logrando la victoria con 16,7 segundos sobre Senra y más de medio segundo con Caamaño.

El equipo Ares Racing pudo así probar las novedades llegadas desde Hyundai Motorsport, centradas en la suspensión y la parte electrónica. La formación gallega se encontró muy cómoda con el coche, al que le pudieron hacer los primeros reglajes de la temporada de cara al Rali Do Cocido. Aunque no fueron los únicos y RMC Motorsport también pudo probar sus unidades gracias a Caamaño y Senra, con los Fiesta R5, y una unidad N5 con Tino Iglesias.

El equipo oficial Suzuki fue otro de los que se desplazó hasta A Coruña para poner de nuevo en competición los Swift R+ con los que lucharán dentro del Nacional de Asfalto. Joan Vinyes, acompañado por Jordi Mercader, comenzaron la prueba con los reglajes de Alexey Lukyanuk, que probó el coche en Astorga, para ir encontrándose cada vez más cómodo con el coche logrando mantener la victoria entre los N5 y la quinta plaza final de la prueba. Mientras que con la segunda unidad, Javier Pardo tuvo sus primeros kilómetros con el Suzuki Swift R+ con un pequeño susto que le obligaba a abandonar en el quinto tramo, ya que una estaca dañó el radiador de su coche.

Además el preparador gallego TRS Racing tuvo la oportunidad de probar por primera vez un proyecto que inician de la mano de Renault, con un Clio 1.2 TCe que se marca la posibilidad de una copa nacional en su horizonte. Javier Bouza fue el encargado de probar un coche que se mostró muy fiable y rápido, logrando terminar por delante de los Swift Sport N3 a los que pretende hacer frente en el futuro. La parte negativa la puso Sergio Cuesta, que en su estreno con el Swift de la copa sufrió una fuerte salida de carretera en el quinto tramo.

Los equipos han podido tener las primeras sensaciones sobre el asfalto gallego, que además supondrá el debut de la temporada en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto en el mes de marzo. El Rali Do Cocido se presenta como una de las grandes pruebas del año y lo visto en A Coruña apenas ha sido una primera muestra de lo que nos espera.