El 2017 de Sauber

Una vez acabada la temporada de Fórmula 1 llega el momento de hacer balance de las actuaciones de cada equipo. Y viendo el resultado final, en la escudería Sauber no pueden estar contentos con lo conseguido tras las 20 citas del mundial.

sauber 2017

La pretemporada de Sauber

A mediados de febrero, el equipo suizo presentaba su monoplaza para la que iba a ser una temporada especial para ellos: su 25ª participación en el Gran Circo, lo que conllevaba una decoración especial en el Sauber C36. Los tonos dorados en el alerón delantero y por todo el cockpit mezclaban con el azul tradicional.

En lo puramente deportivo, Pascal Wehrlein era baja en la primera semana de test debido al gran accidente que tuvo en la Race of Champions con Felipe Massa. Su lugar lo ocupó Antonio Giovinazzi. Volvió para la segunda semana, pero tanto sus tiempos como los de sus compañeros ya estaban lejos de los puestos de privilegio.

La temporada de Sauber

En el debut en Australia Giovinazzi ocupó el puesto de Wehrlein, quien se resintió de sus molestias en la espalda. Su rendimiento asombró a todos, aunque en la siguiente cita en China se estrelló en el mismo punto (la recta de meta) tanto en clasificación como en carrera. Ericsson, por su parte, comenzó el año con un abandono por fallo hidráulico.

En Bahréin Wehrlein volvía al monoplaza y, dos carreras después, en España, logró los primeros puntos para el equipo con un 8º puesto, mientras que su compañero se quedaba a las puertas en la 11ª posición.

En el GP de Azerbaiyán volvieron a llegar los puntos en una alocada carrera. De nuevo, era Pascal el encargado de recoger buenos resultados, mientras que de nuevo Ericsson se quedaba a las puertas. Esta vez sería la última en la que un Sauber puntuaría esta temporada. Y sólo era la octava carrera...

Tras ello, una travesía por el desierto en la que los puntos comenzaban a ser cada vez más una quimera con el paso de las carreras. Entre tanto, el anuncio de un nuevo motorista y su posterior cancelación, de la que hablaremos más adelante. En las últimas carreras parecieron tener un mejor rendimiento, pero no lo suficiente para recabar más puntos y evitar el último puesto de la clasificación.

La anécdota de Sauber

Después de tres años con un único equipo al que suministrar motores, Honda había dado el paso para encargarse de las unidades de potencia de otra formación. Los motores de los de Hinwil, los Ferrari de la temporada previa, no eran lo suficientemente potentes para pelear de igual a igual con la zona media.

Sin embargo, casi tres meses después todo se fue por la borda al anunciarse la ruptura del acuerdo por "razones estratégicas", según señaló en su momento Frédéric Vasseur, jefe de equipo desde mitad de temporada. Por tanto, volverán a tener motor Ferrari, pero actualizado.

Los conflictos de Sauber

En la semana del GP de Azerbaiyán, saltó una de las noticias de la temporada para el equipo suizo: Monisha Kaltenborn, hasta la fecha jefa de equipo, era cesada de su cargo por "opiniones divergentes sobre el futuro de la empresa". Monisha, se hizo cargo del equipo en 2012 tras la salida de Frank Williams, se convirtió en la primera mujer en dirigir una escudería de Fórmula 1.

Su puesto en el equipo lo ocupó desde entonces Frédéric Vasseur. Antes de sus destitución, circulaban rumores de que Monisha tenía preferencia por Wehrlein para ser el líder del equipo, mientras que los dueños se decantaban por Ericsson.

El futuro de Sauber

Tras una temporada poco existosa en la que casi siempre han estado en la zona trasera del pelotón, los nuevos aires que les llegan desde Italia con la entrada de Alfa Romeo auguran una mejora de capital disponible con el que mejorar el coche. Además, la utilización de motores Ferrari actualizados (este año llevaban los de 2016) les permitirán tener un mejor rendimiento.

En el apartado de pilotos, cada vez parece más segura la continuidad del sueco Marcus Ericssen. No así la de Wehrlein, quien podría tener un pie fuera para dar cabida al campeón de la F2 y piloto de la Ferrari Driver Academy, Charles Leclerc. Veremos si la mejora del equipo le permite al monegasco brillar como lo ha hecho en los últimos años, si finalmente se confirma su fichaje.