Renault cruza la meta con falta de ritmo en el GP de Brasil

Renault cruza la meta con ambos coches el GP de Brasil. Se llevan un punto a casa en una carrera sin grandes problemas de fiabilidad, pero acusando una notable pérdida de ritmo en carrera.

Nico Hülkenberg volvió a los puntos con una décima posición en el GP de Brasil, mientras que Carlos Sainz tuvo que conformarse con la decimoprimera plaza, a solo 6,5 segundos de su compañero. Ambos coches perdieron posiciones en la salida, y después no tuvieron mayores problemas durante la carrera. Aunque la fiabilidad no dio problemas esta vez, pudiendo cruzar ambos coches la bandera a cuadros, pagaron en ritmo de carrera, el cual fue en cierta manera deficiente.

Nico Hülkenberg

Es bueno obtener mi primer punto desde Spa, aunque fue una carrera bastante tranquila. Perdimos lugares al principio y con la llegada de Hamilton y Ricciardo fue difícil subir de posiciones. Por un lado, es bueno haber terminado la carrera, en el otro lado hoy hemos perdido el ritmo. Estaba presionando con fuerza, así que es una pena que no podamos hacer más. Mi atención se centra ahora en un florecimiento final en Abu Dhabi.

Carlos Sainz

Tuve un muy buen comienzo, pero desafortunadamente sufrí un poco de daño en el suelo del coche después de que Felipe me empujara. Después de eso, tuve una parada súper rápida, pero no había mucho que pudiéramos hacer para ascender, ya que era prácticamente una procesión. El auto se sintió bien hoy, pero nos faltaba un poco de ritmo. Sin embargo, yo diría que la carrera fue bastante positiva ya que tuve un buen comienzo y pude acumular otras 71 valiosas vueltas. Solo queda una carrera más e iré a por los puntos en Abu Dhabi, ya que me decepcionó no marcar aquí.

Cyril Abiteboul, Director general

Nos enfocamos en la fiabilidad para este fin de semana y vimos tres autos con motor Renault que terminaron entre los diez primeros y cinco cruzaron la línea de meta. Esta mejor fiabilidad, lamentablemente, se produjo a expensas del rendimiento, ya que claramente estábamos por debajo de nuestro ritmo potencial. El resultado de nuestra carrera se decidió en la primera vuelta, con ambos pilotos perdiendo posición y luego Ricciardo y Hamilton subiendo adelantando. No hubo oportunidades de ganar un puesto a partir de entonces.