Los caminos de Renault y Fernando Alonso se reencuentran en 2018

La renovación de Fernando Alonso con el equipo McLaren le llevará en 2018 a pilotar un monoplaza motorizado por Renault, algo que no ocurría desde 2009.

La decisión de Fernando Alonso se ha hecho esperar, pero por fin ha confirmado en la previa del Gran Premio de Estados Unidos que renueva con el equipo McLaren para la temporada 2018. Una continuidad junto al equipo de Woking que implica que la próxima temporada volverá a pilotar con monoplaza con motor francés, concretamente de la marca Renault, una circunstancia que no se daba desde la temporada 2009, último año que compitió en las filas de la marca del rombo.

Renault sigue siendo una de las marcas más importantes en la historia del automovilismo español y ahora se vuelve a ligar a Fernando Alonso. El asturiano fichó por ellos en 2002 para competir en el Mundial de Fórmula 1 y se mantuvo durante cinco temporadas con la marca del rombo, logrando el título de pilotos en 2005 y 2006 frente a todo un siete veces campeón como Michael Schumacher y todo el potencial de la Scuderia Ferrari. Aunque Alonso aún tuvo tiempo de competir para ellos tras un año en McLaren, regresando a un equipo que poco tenía que ver con el que había dejado en 2006, logrando tan sólo dos victorias en 2008 y dejando la formación en 2010 para irse a Maranello.

Aún así la historia de la marca francesa ha continuado con Carlos Sainz Jr, que a través de las categorías inferiores de la marca fue ganando galones para llegar a la Fórmula 1 en 2015, pilotando un Toro Rosso equipado con un motor de los franceses. Aunque sin duda el gran salto para él ha sido el fichaje por el equipo de fábrica para 2018, adelantándose su incorporación para las últimas cuatro pruebas del año.

Y es que en 2018, salvo sorpresa, tan sólo habrá dos pilotos españoles en la parrilla de Fórmula 1 y los dos compartirán motor. Sainz comienza un proyecto de futuro que espera que le lleve a lograr el título de pilotos, su primer título, en los próximos años; mientras que Fernando Alonso espera poder lograr el tan ansiado tricampeonato e igualar así a Ayrton Senna. Una nueva etapa en McLaren con un motorista que cuenta con un motor ya en fase de desarrollo, y sin la gran cantidad de problemas de potencia y fiabilidad de Honda. Nueve años después regresa a la casa que le vio crecer como piloto y ganarse el respeto de toda la parrilla, ahora sin el respaldo de Flavio Briatore y con todo el apoyo de Zak Brown. ¿Volverán los pajaritos que no "cantan" desde 2013?