Haas espera que Singapur se adapte mejor a su coche

Después de un fin de semana en Italia donde esperaban mejores resultados de los obtenidos, esperan que el GP de Singapur sea más benévolo con ellos y que su monoplaza se adapte mejor al circuito.

Así llegan los pilotos a Singapur

Romain Grosjean viene de un GP de Italia donde no brilló demasiado. Terminó en 15º lugar en un circuito donde el rendimiento del Haas se desdibujó, siendo inferior a sus competidores. Pero Romain cree que el monoplaza se adapta mejor al circuito de Singapur que al de Monza, por lo que espera que los resultados sean mejores esta vez.

Kevin Magnussen tiene hambre de puntos (la última vez que puntuó fue en junio en Azerbaiyán) y sabe que es difícil hacerlo en esta carrera ya que reconoce que es difícil adelantar, además de ser una prueba especialmente dura físicamente debido al calor, la humedad, y lo que se suele extender en el tiempo (suele llegar al límite de las dos horas). Aún así hará todo lo posible para alcanzar algún punto, ese que se le escapó en Monza en las últimas vueltas de la carrera.

Así llega Haas a Singapur

El equipo viene decepcionado de Italia. Esperaban que el circuito se adaptara bien a su monoplaza, pero cuando llegó el momento de demostrarlo en carrera, el ritmo no estaba presente en su coche en una pista donde la velocidad punta es clave. Haas se encuentra séptima en el mundial de constructores con 35 puntos, posición que se tambalea con Renault por detrás a solo un punto.

Expectativas de los protagonistas

Romain Grosjean

Me gusta el Gran Premio de Singapur. Me gusta competir en la noche. Es muy divertido. Claramente Singapur es una de las carreras más bellas que puedes tener de noche. Es bastante impresionante. Proporciona algo un poco diferente en el calendario. Estoy muy ansioso por verlo y ver lo que podemos hacer allí.

Creo que se adaptará a nuestro coche mejor que las pistas de alta velocidad. Cada vez que corremos con downforce máximo, el coche parece trabajar mejor. Tenemos una mejor eficiencia entre arrastre y downforce, así que eso es bueno. La clave para nosotros en Singapur será que el neumático trabaje bien. Si lo hacemos, estaremos en un buen lugar. Pero de nuevo, eso no es fácil de lograr.

Conducir es realmente más fácil por la noche porque las luces nunca cambian. La luminosidad es siempre la misma. Estás con la misma visera, y conducir a esas velocidades en esas condiciones es absolutamente bueno.

Puede ser muy físico. En toda la semana nunca vemos la luz del sol, lo que te quita un poco de energía. Es húmedo, hace calor y siempre es una carrera larga. Generalmente alcanzamos el límite de dos horas. Es muy, muy exigente. Recuerdo que en el 2013, perdí cuatro kilos de agua durante la carrera.

Especialmente entre las curvas tres y cuatro, y en la recta larga, es muy accidentado. Tienes que encontrar la trazada correcta allí. Cuando haces un movimiento de adelantamiento allí, tienes que estar seguro de que controlas el coche, ya que es muy complicado.

Kevin Magnussen

Creo que es una pista divertida aunque es difícil adelantar. Si no frenas a tiempo o aceleras demasiado pronto, hay un muro y es probable que lo golpees. Esto hace que las consecuencias sean un poco más grandes ante cualquier error.

Hay algunos baches en la pista e intentas evitarlos tanto como puedas. No es posible evitarlos todos y hace que sea fácil de bloquear en algunos lugares.

Es bastante difícil físicamente. Hace mucho calor y es húmedo. Probablemente sea una de las carreras más duras. Es una carrera dura con muchas curvas y no hay descansos. No hay muchas rectas para relajarse. La carrera dura mucho tiempo, por lo que la fatiga afecta al desempeño mental también. Es una carrera dura.