Hamilton gana en su casa y se queda a un punto de Vettel

 

Mercedes consigue una nueva victoria gracias Lewis Hamilton, que vuelve a los más alto en Silverstone por cuarta vez de forma consecutiva. La remontada de Bottas les permite realizar un doblete y Raikkonen salba el podio ante los pinchazos de Ferrari.

Lewis Hamilton ha ganado por cuarta vez de forma consecutiva el Gran Premio de Gran Bretaña y ha aprovechado una carrera llena de problemas de Vettel para reducir la distancia con el alemán en el Mundial a tan solo un punto. Valtteri Bottas ha conseguido recuperar posiciones y ha conseguido entrar en la segunda posición, mientras que Kimi Räikkonen no ha podido aprovechar posición de salida y ha entrado tercero en meta.

La carrera empezó con uno menos, Jolyon Palmer, al que desde su garaje pidieron que parase el coche en la vuelta de formación. Ya en la salida, Verstappen consiguió quitarle el tercer puesto a Sebastian Vettel, que salió muy mal, y a punto estuvo también de hacerlo con Kimi Räikkonen. Antes de acabar la primera vuelta, Daniil Kvyat perdía el control de su monoplaza e impactaba contra el de Carlos Sainz, dejando al madrileño fuera de la carrera. "Decirle a Daniil que ha hecho un buen trabajo", decía Carlos por radio. El accidente provocaba la salida del coche de seguridad.

Hamilton, experto en relanzamientos de carrera, consiguió mantener su primer lugar y empezó a abrir hueco con Kimi Ráikkonen. Por su parte Verstappen y Vettel se enzarzaban en una lucha a cara de perro de la que salía victorioso el holandés. Mientras tanto, Bottas, Ricciardo y Alonso escalaban posiciones por la parrilla. El finlándes era ya tercero, mientras que el español era 14º. Ricciardo había empezado bien, pero una salida de pista le hizo retroceder de nuevo.

En el baile de boxes, Vettel consiguió quitarle el tercer puesto a Verstappen con un undercut bien ejecutado por parte de Ferrari frente a una mala parada de Red Bull. Con Hamilton y Räikkonen controlando sus posiciones, la atención se centraba en Vettel y Bottas, que estaba ejecutando una estrategia para poder atacar con todo al final de la carrera.

En la vuelta 34 nos quedábamos sin españoles ya que, de nuevo, Fernando Alonso se veía obligado a abandonar. La bomba de gasolina de su unidad de potencia Honda falló y el español acumuló su séptimo abandono de la temporada.

Al final de la carrera, el caos en Ferrari. Bottas llegaba a Vettel y le arrebataba al segundo intento el podio, y en ese mismo momento Räikkonen sufría un pinchazo por el que no perdió demasiado tiempo porque pudo entrar a boxes a tiempo, aunque le daba a Bottas su segundo lugar en la clasificación. Peor fue lo de Vettel, que sufrió el mismo problema que su compañero de equipo y tuvo que tirar una vuelta entera con un neumático pinchado, entrando finalmente en la 7º posición.

Este puesto le hace mantener por un punto el Mundial al alemán, pero seguro que se irá tocado después de darles tantas oportunidades a Hamilton este fin de semana. El inglés por otro lado se va de su tierra haciendo un fin de semana espectacular y con ánimos renovados. El Mundial se juega en un punto.

clasificacion carrera