El equipo Toro Rosso se enfrentará este fin de semana al Gran Premio de Austria, la carrera de Red Bull y donde penalizarán la deficiencia del Renault.

Así llegan los pilotos a Austria

Carlos Sainz: El piloto madrileño viene de conseguir una gran carrera en las calles de Bakú, logrando los puntos y manteniendo una buena batalla con Fernando Alonso y su McLaren-Honda. Sainz aprovechó las oportunidades que la carrera le brindó y logró avanzar siete posiciones, pasando de la 15ª plaza de la parrilla a la 8ª y sus cuatro puntos para el Mundial de Pilotos.

Austria será un gran premio complicado para él debido a sus grandes desniveles, lo que no le permitirá luchar en igualdad de condiciones con pilotos como Felipe Massa, Checo Pérez o Kevin Magnussen. El madrileño tendrá que aprovechar al máximo su Toro Rosso, y sobre todo la unidad de potencia de Renault, para mantenerse en los puntos y seguir sumando en una clasificación en la que se sitúa noveno con 29 puntos, 9 más que Massa y a 6 del Force India de Ocon.

Daniil Kvyat: La temporada 2017 no está siendo nada fácil para el piloto ruso de Toro Rosso, que en Bakú sumó su cuarto abandono del año. Kvyat sigue sin encontrar su ritmo dentro de la segunda escudería de Red Bull y los problemas con el monoplaza están lastrando su temporada frente a su compañero de equipo.

El ruso llega a la casa de su antiguo equipo con ganas de resarcirse del abandono de Azerbaiyán, muy importante en el Red Bull Ring ya que sus jefes de la bebida energética estarán muy pendientes de su rendimiento y del resto de sus pilotos. Kvyat es 16º en el Mundial de Pilotos con sólo 4 puntos, con tres de ventaja sobre Fernando Alonso y a sólo uno de Pascal Wehrlein.

Así llega Toro Rosso a Australia

La temporada de la escuderia italiana está siendo una auténtica montaña rusa y en Azerbaiyán experimentaron una de sus mayores caídas. El rendimiento estaba siendo muy bueno para ellos, manteniéndose en la lucha con Force India, Williams y Haas, pero los problemas de Kvyat y los únicos cuatro puntos de Carlos Sainz les hicieron perder la posición con los de Grove.

Toro Rosso suma 33 puntos en el Mundial de Constructores y se sitúa sexto, a cuatro de Williams y con una ventaja de 12 puntos sobre los Haas. Este fin de semana tendrán que exprimir al máximo su mecánica, que no contará con la gran potencia de los motores Mercedes y Ferrari, algo fundamental para la gran subida del primer sector.

Expectativas para el Gran Premio

Extraídas de la web del equipo Toro Rosso

Carlos Sainz:

"No me importa tener carreras consecutivas en Europa porque todavía puedes volver a casa unos días, entrenar y ver a los amigos y a la familia. Cuando son carreras fuera de Europa, se intenta siempre ir directamente a la siguiente carrera o ver mundo y eso significa estar dos semanas lejos de casa. Competir en el Red Bull ring, la casa de Red Bull, cambia un poco mi agenda del fin de semana porque tenemos muchas más cosas que hacer con Red Bull: entrevistas, eventos con invitados... pero no me importa, ¡es genial competir aquí!".

"Creo que es un circuito muy particular y diría que es uno de los que tiene mayor agarre de toda la temporada. El asfalto nuevo usado el año pasado nos ha dado mucho en los tiempos por vuelta. Como conducir en un simulador. Las vistas son geniales y es un lugar genial en el que competir. El hecho de no probar en Austria este año no cambia mucho. Al final, no importa el lugar en el que se pruebe, sino que el equipo complete el programa de test y que el coche ruede. Me encantó probar en Austria el año pasado, pero hacerlo en el Hungaroring este año también será interesante. Barcelona es el lugar en el que más probamos, así que agradecemos que haya otros circuitos en los que hacerlo".

Daniil Kvyat:

"Las estadísticas no me interesan demasiado, no es algo en lo que me fije. Por ejemplo, nunca he sumado puntos en Austria pero no es algo con lo que me obsesione cada vez que llega este Gran Premio. Eso no cambia para nada la forma en cómo enfoco la carrera. Me gusta este circuito, y sé que puedo ser rápido, que es lo que me importa. Austria es un circuito interesante, con curvas que me encantan. Es bastante corto, pero todas las curvas son un desafío y únicas. El sector final es mi parte favorita, pues tiene curvas de alta velocidad que son geniales".

"Es bueno tener tantas carreras a lo largo del año y es mejor tenerlas una detrás de otra. ¡A veces es interesante tener mucha competición seguida! También es un desafío para los equipos y los pilotos deben mantener la concentración y un buen nivel físico en semanas como ésta. Ya que éste es el circuito propiedad de Red Bull, tenemos mucho apoyo y somos el centro de atención durante toda la semana, algo que es genial. El ambiente siempre es muy bueno. Me encanta competir aquí".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.