Carlos Sainz interesado en ayudar a Citroën Racing con el C3 WRC

Carlos Sainz ha mostrado su interés por ayudar al Grupo PSA Citroën-Peugeot dentro del Mundial de Rallyes, donde el nuevo C3 no está logrando los resultados esperados por la marca francesa.

El automovilismo español no podría comprenderse sin Carlos Sainz y más de una marca le debe haber triunfado en diversas modalidades del rallye gracias a su paso. El Matador logró que Volkswagen entrara con fuerza en el Mundial de Rallyes hace cinco años, gracias al gran desarrollo del Polo R WRC, y la historia podría repetirse con Citroën. Siempre que la marca esté dispuesta a solicitar su colaboración.

El bicampeón del mundo no ha olvidado su faceta más competitiva, tal y como pudimos ver a principios de año en el Rally Dakar, y pronto podríamos verle al frente de un gran proyecto. Sainz no tiene intención de volver a pelear por el Campeonato del Mundo de Rallyes, su guerra ahora está en los raids y en seguir la trayectoria de su hijo en la Fórmula 1, pero no descarta la posibilidad de convertirse en el piloto de pruebas de Citroën. La relación del madrileño y el Grupo PSA, para el que corre dentro del Rally Dakar con Peugeot, podría ser la llave que lleve a la marca de los chevrones a lo más alto en la categoría absoluta de los rallyes.

La presencia de Carlos Sainz en el Rally de Portugal dentro de las asistencias del equipo Citroën Racing, viaje propiciado por el evento con Red Bull TV y el equipo Peugeot Sport, ha generado un sinfín de rumores sobre la posibilidad de que el piloto repita el milagro de hace cinco años. Sainz se convirtió en una pieza fundamental en el desarrollo del Volkswagen Polo R WRC, realizando varias pruebas a modo de test y dejando en manos de Ogier, Latvala y Mikkelsen un coche perfecto, capaz de dominar el campeonato durante casi un lustro. Pero sus jefes ahora han cambiado y precisan de su ayuda, dado que el nuevo C3 WRC no se ha mostrado todo lo rápido que se esperaba y la marca francesa ya cuenta con una gran desventaja.

Es por ello que los compañeros de Motorsport.com han aprovechando los primeros test de El Matador con el Peugeot 3008DKR, preparando el Dakar de 2018, para preguntarle sobre una posible colaboración con Citroën y esta ha sido su respuesta:

"Debo hablar con Citroen para ver si ellos están interesados en que lo haga. Nunca me lo han pedido. Estoy trabajando para el grupo, por lo que es algo que ellos deben pensar: si puedo ayudar o no. Sería muy divertido pilotar un WRC. Creo que siempre es bueno tener diferentes puntos de vista. Estuve trabajando en el Polo hasta no hace mucho tiempo. Para mí siempre ha sido un reto tratar de desarrollar al máximo el coche para luego tener que apretar lo menos posible para ganar".

No cabe duda de que Citroën necesita un revulsivo y el próximo fin de semana, en la Isla de Cerdeña, quemarán la primera bala con el debut de Andreas Mikkelsen con una de sus unidades WRC. Pero la opción de Carlos Sainz está sobre la mesa y ya ha demostrado, tanto con Volskwagen como con Peugeot, que aquel coche en el que pone la mano, se convierte en un ganador.