El equipo oficial Citroën  ha presentado esta tarde su nuevo proyecto para el Mundial de Rallyes, el esperado regreso de la marca gala, en Abu Dhabi.

Tras ver el nuevo Hyundai en Monza, el Toyota en Finlandia y la presentación online de M-Sport, hoy le ha tocado el turno a Citroën. La marca francesa ha presentado en Abu Dhabi, país que ha mantenido los intereses de los galos gracias a la iniciativa privada, su nuevo proyecto para el Campeonato del Mundo de Rallyes. El esperado regreso de Citroën, ha llegado.

Es curiosos ver como un equipo con unas raíces tan arraigadas en su país, que incluso contará con TOTAL como principal patrocinador, se ha llevado el evento a la otra punta del mundo. Pero lo cierto es que Citroën le debe mucho a Abu Dhabi Racing, que ha conseguido mantener vivos a los DS3 WRC en las últimas dos temporadas, en las que los franceses se han centrados en el desarrollo del nuevo C3 WRC. Motivo que, sumado a su sponsorización en 2017, les ha llevado a realizar este evento en las Torres Jumeirah at Etihad de Abu Dhabi.

Los pilotos

Como ya se sabía, Citroën contará con una alineación de tres pilotos, más el extra de Al Qassimi en algunas pruebas. Un trío que está liderado por el británico Kris Meeke, sobre el que ha recaído todo el peso del desarrollo del nuevo coche y que en 2017 será uno de los favoritos para alzarse con su primer título en la categoría. Un papel que se ha ganado a pulso, cosechando grandes resultados como las dos victorias en 2016 con un coche sin evolución.

Acompañando al inglés, Craig Breen será el segundo piloto, contando con menos experiencia que Meeke pero ya habiendo demostrado tener un gran ritmo en el Mundial de Rallyes. Mientras que Stephane Lefebvre pondrá el toque francés con su juventud, en busca de seguir progresando y conseguir ser el relevo de los Sebastien, Loeb y Ogier. Una alineación quizás menos potente que la de Hyundai, llamada a ser la mejor del año 2017, pero tiene mucho potencial y un buen proyecto por delante.

El coche

Citroën ha realizado una gran trabajo de reconstrucción dentro de su programa deportivo. Tras triunfar nueve años de forma ininterrumpida con los modelos C4 y DS3, con Loeb al volante, los franceses decidieron que era hora de dar un giro y de crear un nuevo coche, que además llega en un momento de cambio de reglamento, la oportunidad perfecta para demostrar su potencial como equipo.

A lo largo de este 2016 hemos visto como Citroën ha ido probando el nuevo C3 en diferentes terrenos y como el coche poco a poco ha ido evolucionando, a pesar de no tener un cambio tan radical como el Yaris de Tommi Mäkinen. Y en el Salón del Automóvil de París pudimos ver, por primera vez, al nuevo modelo de la marca francesa sin una decoración de camuflaje y luciendo los colores de Citroën y TOTAL juntos de nuevo.

Y lo cierto es que no ha cambiado mucho desde su presencia en el salón francés. En su decoración podemos ver como el rojo sigue siendo el color protagonista, acompañado de detalles en negro en la defensa delantera y el alerón. Mientras que el blanco en el techo y en los pilares completan el conjunto.

En el apartado de los patrocinadores, TOTAL adquiere el papel protagonista, como ya hizo antaño, y a su presencia en el nombre del equipo, hay que sumarle sus logos en la parte frontal y los laterales; mientras que Abu Dhabi está presente en el frontal y las aletas posteriores.

En cuanto al apartado técnico, el nuevo C3 no incorpora grandes novedades desde su último acto en público. Durante los últimos meses, Citroën ha trabajado con sus pilotos para preparar el Rallye de MonteCarlo, lo que les ha llevado a las montañas francesas para enfrentarse al asfalto, la nieve y el hielo. Aún así, podemos ver como los apéndices aerodinámicos ahora están más trabajados, un alerón trasero completamente diferente al resto y como Citroën ha resuelto, con una mayor discreción y elegancia, las salidas de aire de los pasos de rueda.

Un coche hecho desde cero, probado y aparentemente rápido. Citroën está de vuelta y lo hace a lo grande, presentando su candidatura al título para continuar con un legado interrumpido por un Volkswagen ya ausente. Ojo porque los franceses quieren volver a la carga, y opciones no les faltan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.