Análisis temporada 2016: Haas

La escudería estadounidense ha finalizado en la octava posición del Mundial de Constructores en su primera temporada en la Fórmula 1. Con 29 puntos, Haas ha superado sin problemas a escuderías como Renault, Sauber o Manor, luchando por los puntos en la mayoría de las carreras de la temporada. 

La pretemporada de Haas

La Fórmula 1 llevaba varias décadas sin contar con un equipo americano en parrilla, pero todo cambió cuando la FIA aprobó la entrada del equipo Haas en 2014. En un primer momento, parecía que la entrada de esta nueva escudería se iba a producir en 2015, pero finalmente se retrasó para un año más tarde. Con motor Ferrari y un chasis fabricado por Dallara, Romain Grosjean y Esteban Gutiérrez serían los encargados de conducir los coches del equipo en su temporada de debut en la F1. En los test de pretemporada, el equipo no dejó mala sensaciones a pesar de sufrir varios problemas mecánicos.

La temporada de Haas

El equipo ha completado con éxito su primera temporada en la Fórmula 1. Pocos esperaban un inicio así para el debut de esta escudería, que sorprendió a toda la parrilla con su rendimiento desde el comienzo de la temporada.

La escudería estadounidense comenzó su andadura en la Fórmula 1 con muy buen pie. En su debut en Australia, Grosjean logró una fantástica sexta posición, que mejoró en Bahréin tras cruzar la línea de meta quinto. El equipo se quedó sin puntuar en China, pero volvió a los puntos de nuevo en Rusia, con Grosjean octavo. A pesar de un inicio espectacular que muy pocos esperaban, la escudería estadounidense sufrió varios altibajos en su primera temporada en la Fórmula 1. Después de lograr 22 puntos en las cuatro primeras carreras, el equipo sólo pudo conseguir siete en las 17 carreras restantes.

Romain Grosjean cruzó la meta quinto en su debut con Haas en Australia | Foto: Formula1.com

Haas terminó la temporada en la octava posición del Mundial de Constructores con un total de 29 puntos, superando sin problemas a escuderías como Renault, Sauber o Manor. Sin embargo, la falta de desarrollo en el monoplaza impidió al equipo luchar por posiciones más importantes, siendo superados por Mclaren y Toro Rosso.

Uno de los puntos negativos ha sido que Grosjean ha logrado terminar varias carreras entre los diez primeros, pero Gutiérrez acabó la temporada sin estrenar su casillero. El piloto mexicano se quedó a las puertas de los puntos en cinco ocasiones, cruzando la meta en la undécima posición en España, Mónaco, Austria, Alemania y Singapur.

La anécdota de 2016

Haas ha sufrido numerosos problemas de frenos en la temporada de su debut. Desde la pretemporada, el equipo sufrió problemas puntuales con este sistema, que se agudizaron a partir de Singapur y que provocaron el abandono de Grosjean en Malasia y de Gutiérrez en Austin. Tras varias carreras en las que el sistema de frenos no funcionó a un nivel óptimo, el equipo decidió cambiar su proveedor en Brasil.

Los conflictos de Haas

El episodio más tenso de Haas en su temporada de debut en la Fórmula 1 se produjo en el GP Brasil. A pocas vueltas de terminar la carrera, Gutiérrez se vio obligado a abandonar por un problema electrónico, teniendo un encontronazo con Güenther Steiner, director de la escudería americana. Steiner llegó a agarrar del brazo al piloto mexicano, que no estaba demasiado contento después de no poder terminar la carrera. Más tarde, en declaraciones a la prensa, Gutiérrez restó importancia al asunto.

El futuro de Haas

Tras terminar en la octava posición en su primera temporada, el equipo Haas espera seguir mejorando en 2017. El cambio en la normativa abre la posibilidad de importantes mejoras, de la que la escudería estadounidense espera beneficiarse. Otro de los puntos importantes será la introducción de mejoras a lo largo de la temporada, ya que en 2016 el equipo apenas mejoró el rendimiento del coche. En el apartado de pilotos, Esteban Gutiérrez dejará su asiento a Kevin Magnussen, que será el nuevo compañero de Romain Grosjean en 2017.