Manuel Mora ha tenido un año de contrastes dentro del Nacional de Asfalto, con una temporada de progresión para él pero con una mecánica que le ha dejado fuera de carrera en más de la mitad de los rallyes.

Continuamos nuestro repaso al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto y hoy le toca el turno a Manuel Mora, la gran esperanza asturiana para subirse a lo más alto del rallye y que en este 2016 ha tenido un año de transición. Comenzando el año con el pequeño Fiesta R2T, Mora ha trabajado de cara a la próxima temporada y ha completado la segunda mitad de la temporada con un Fiesta R5 de RMC Motorsport, con el que se espera que compita en el Nacional de Asfalto en 2017. Incluso acudió al RallyRACC de Cataluña, puntuable para el Mundial de Rallyes, y peleó cara a cara con los pilotos de la DMACK Fiesta Trophy.

La temporada comenzó en las Islas Canarias, donde el asturiano se llevó una de cal y otra de arena. En Gran Canaria mostró un ritmo realmente competitivo, lo que le llevó a liderar la categoría R2 dentro del Nacional de Asfalto, ocupando la segunda posición si contamos a los pilotos del ERC, pero que no le permitió colarse entre los 10 primeros dentro del certamen nacional en la categoría absoluta. Tras lograr la 14ª posición en la primera prueba, la fiabilidad comenzó hacer de las suyas en la cita de Tenerife y un problema de eléctrico les llevó al primer cero de la temporada.

Pero el Villa de Adeje no sería la única prueba que abandonarían antes de tiempo, la historia se repitió en Sierra Morena, Cantabria, La Nucía y Madrid, así como el accidente sufrido en el Villa de Llanes en el tercer tramo. Sin duda no ha sido un año fácil para Manuel Mora, que veía como la fiabilidad del Fiesta poco a poco iba lastrando su año con roturas de palier, fallos eléctricos y pinchazos.

Aún así Mora no tiró la toalla y consiguió grandes resultados dentro de la R2, como la segunda posición en Ferrol o la tercera en Ourense. Pero el asturiano, y Past-Racing, querían más, por ello decidieron dar el gran salto con la llegada del Naacional de Asfalto a Asturias. Mora debutó en el Princesa de Asturias con uno de los Ford Fiesta R5 de RMC Motorsport, donde se hizo con la sexta posición tras luchar por el podio y sufrir problemas con los frenos. Y si con el R2T la suerte le había abandonado, con el R5 no fue para menos. Con un programa de cinco carreras, sólo pudo completar la primera debido a un accidente en Llanes y dos averías mecánicas en Alicante y Madrid. Así ha sido su progresión de puntos:

Manuel Mora
@GasYMotor

La temporada 2016 no ha sido un año sencillo para la joven promesa asturiana y aunque los resultados no lo reflejan, la temporada ha sido muy positiva para él. Tanto Past-Racing como RMC Motorsport quieren apostar por Mora y a lo largo de este año han trabajado en busca de un programa R5 en 2017, algo que está ya asegurado, y le han permitido dar sus primeros pasos con uno de los coches más premium del certamen. Ojo, porque en 2017 Manuel Mora está llamado a dar mucha guerra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.