Toro Rosso: preocupados y sin respuesta ante los pinchazos de Kvyat

Delicado momento en Toro Rosso, que sigue investigando las razones de los dos pinchazos de Kvyat que han destrozado el plan de trabajo normal del equipo en el último viernes de la temporada. La FIA llegó a intervenir en los Libres 2 para que los de Faenza no sacaran sus coches a pista. Sainz demostró que puede rodar rápido en Yas Marina, con un 8º puesto en la primera sesión.

Kvyat, desllantado durante los Libres 2. | Imagen: F1
Kvyat, desllantado durante los Libres 2. | Imagen: F1

Entrenamientos Libres 1

Las extrañas eventualidades que le esperaban a Toro Rosso en Yas Marina comenzaban muy pronto. Daniil Kvyat veía cómo su viernes empezaba cuesta arriba al darse cuenta de que su neumático trasero izquierdo había desllantado por una causa desconocida, lo que iba a provocar que los mecánicos del equipo centraran todos sus esfuerzos en averiguar los motivos de este problema, del que Pirelli se desentendía, y que iba a poner fin a la participación del de Toro Rosso en esta sesión con solo cuatro vueltas completadas. Mientras tanto, Carlos Sainz sacaba lo mejor de su monoplaza y se colocaba en octavo lugar, con gomas superblandas. Al margen de este buen dato, la incertidumbre se empezaba a apoderar de los miembros del box hermano de Red Bull, ante las dificultades presenciadas en el comienzo del último Gran Premio.

Entrenamientos Libres 2

El tiempo corría y, ya con los Libres 2 en marcha, en Toro Rosso sacaban a sus pilotos a pista confiados en que no se volviera a repetir el problema de la primera sesión. Sin embargo, dar con la clave para resolverlo no iba a ser tan sencillo. Pocos minutos después del comienzo de la sesión, las imágenes mostraban a uno de los coches del equipo italiano parado en la escapatoria de la curva 17. Era Daniil Kvyat, que había sufrido de nuevo un pinchazo en su neumático trasero izquierdo. Las dudas en el equipo de Faenza se extendían entonces a la FIA, que instaba al equipo a mantener a sus dos monoplazas en el box hasta que se encontrara la verdadera causa de estos contratiempos, que podrían estar originados por otra pieza del monoplaza. Al margen de los pinchazos, la carencia de datos ante la ausencia de rodaje en la sesión más similar a las condiciones de la Clasificación obligará a Toro Rosso a disputar un Gran Premio de Abu Dhabi totalmente a ciegas.

Impresiones de la jornada

Carlos Sainz

"El día había ido bien, hasta que un fallo en el coche de Daniil nos ha obligado a parar cuando llevábamos muy poco tiempo de sesión. Durante la mañana he podido completar el trabajo planificado, pero la pista estaba muy verde y no servía de cara a mañana. Desgraciadamente, hemos perdido la oportunidad de hacerlo esta tarde, pero lo primero es que el equipo entienda perfectamente de dónde vienen los pinchazos del otro coche y en eso se van a centrar esta noche para llegar mañana en perfectas condiciones, aunque con muy poco rodaje. El fin de semana empieza cuesta arriba, pero como dije ayer, en la F1 todo puede dar la vuelta en cualquier momento".

Daniil Kvyat

"Tenemos que entender qué ha pasado hoy en el coche. Se hará un análisis más profundo después de lo sucedido. Ha ocurrido dos veces en mi coche y eso me ha hecho perder un montón de kilometraje. El otro coche también ha perdido tiempo en pista, por lo tanto esto no es nada bueno. Esta noche, habrá un gran estudio dentro del equipo para entender el problema. Nos ha costado un viernes completo y haremos todo lo posible para estar a punto para mañana y salir y esperar que el problema se resuelva. No hay nada que pueda hacer por mi parte. Estoy totalmente en manos del equipo ahora mismo".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.