Las oportunidades hay que aprovecharlas y Red Bull fue incapaz. A Verstappen se le vio con un ritmo demencial toda la carrera pero entre fallos del holandés (el trompo en la subida hacia meta) y fallos estratégicos (el cambio a neumáticos intermedios) evitaron la victoria del joven genio. También se vio gravemente afectado a Daniel Ricciardo con la estrategia, pero esta vez fue incapaz de hacer una gran carrera como nos tiene acostumbrados.

Red Bull - Brasil - Carrera
Los errores estratégicos privaron a Red Bull de lograr una victoria en medio del diluvio brasileño. Vía @RedBullRacing

Así se van los pilotos de Brasil

Daniel Ricciardo: desaparecido. Max Verstappen estuvo claramente por delante de él todo el fin de semana. Se ahogó en el agua, que sumado a la mala estrategia de Red Bull, no le permitió pasar de la octava posición. Ricciardo será tercer en el Mundial de Pilotos pase lo que pase, cuenta ya con 246 puntos.

Max Verstappen: esta vez sí, el piloto del día. Su ritmo en agua parecía más propio de un curtido veterano que de un joven de 19 años. Logró su primera vuelta rápida y pudo haber ganado la carrera con un poco de colaboración de su equipo. Aun así, el tercer puesto conseguido le sabrá a gloria. Llegará a Abu Dhabi a solo cinco puntos de Sebastian Vettel, el cuarto en el Mundial de Pilotos.

Así se va Red Bull de Brasil

Eran los más rápidos en agua y solo lograron un tercer y un octavo lugar. Poner los neumáticos intermedios en unas condiciones claramente de lluvia extrema les hizo perder la posibilidad de un doble podio, pero consiguieron sentenciar el subcampeonato en el Mundial de Constructores gracias al abandono de Räikkönen.

Impresiones del Gran Premio

Daniel Ricciardo

Fue una carrera frustrante, no fuimos afortunados con la estrategia; cada vez que cambiábamos los neumáticos había un coche de seguridad o una bandera roja. Perdimos posiciones y obviamente no podíamos prever qué iba a pasar y caímos en la parte trasera.

La verdadera dificultad fue la visibilidad, no paraba de empañárseme la visera. Intentaba abrir mi visera y limpiarla y eso lastró mi carrera. Es una pena porque el coche estaba mejor que para ser octavo, cuando teníamos pista limpia nuestra velocidad era buena.

Fue complicado, por ejemplo con Kimi, no vi el accidente. Hasta que no entré en boxes y vi la repetición no sabía que había tenido el accidente. Desde ese punto de vista acertaron con las banderas rojas. Estoy contento de que hayamos corrido y de que podamos haber acabado. Pese a los accidentes, fue seguro para todos. Los aficionados han tenido una tarde larga así que solo queda agradecer que se hayan quedado.+

Max Verstappen

La palabra de hoy es 'emocionante'. Adelanté a Nico por el exterior en la curva tres y fue muy divertido, parecía que tenía mejor agarre allí. Entonces empecé a acercarme a Lewis lo que resultó en un gran error en el sector final, fui afortunado de poder controlarlo sin tocar el guardarrail.

Después del susto mi ritmo fue bueno y mantuve el segundo lugar. Las ruedas traseras perdieron agarre y me dijeron que Daniel puso intermedios e iba más rápido, así que seguí su plan. Por una vuelta o así fue bien, pero luego llegó más lluvia y no tenía agarre en el último sector. Era imposible poder seguir así que entré por neumáticos de lluvia extrema.

Desde allí, la carrera fue muy divertida, hice muchos adelantamientos por fuera porque si me mantenía detrás no veía nada. Mantuve la cabeza agachada y conseguí pasar un montón de coches al final. Podía oír a la grada volverse loca cuando mi ingeniero me hablaba por radio, así que he de agradecer a la afición brasileña por apoyarme. Al final cuando crucé por meta sentí como si hubiera ganado, fue casi tan bonito como mi victoria en Barcelona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.