Manor casi roza el milagro en el diluvio del GP de Brasil

A una vuelta se quedó el equipo Manor de volver a hacer algo increíble y casi imposible para ellos, que es puntuar en una carrera de Fórmula 1 debido al escaso rendimiento de su monoplaza. Pero ayer, en el diluvio que cayó en Brasil, con una carrera tan loca como fue, a punto se estuvo de conseguir ese milagro, en concreto con Esteban Ocon; su verdugo fue Fernando Alonso en la última vuelta.


ASÍ SE VAN LOS PILOTOS DE BRASIL

Pascal Wehrlein: El inglés tuvo una carrera bastante discreta, siempre por detras de su compañero de equipo, a pesar de salir antes que él; sin embargo a su favor hay que decir que ayer terminar la carrera bien merecía un punto aunque fuera. Finalmente terminó 15º.

Esteban Ocon: El rendimiento dado por el joven piloto francés en la carrera de ayer fue para frotarse los ojos, mientras que Force India se frotó las manos. Gran carrera de Ocon que estuvo a punto de dar una alegría inmensa a todo el equipo con el primer punto. Una lástima que no se pudiera materializar, se tuvo que resignar con ser 12º y que no se podrá, en principio, conseguir en la carrera que falta para terminar la temporada; pero... todo puede pasar en Fórmula 1.

ASÍ SE VA MANOR DE BRASIL

La amenaza de bandera negra en la carrera de ayer debió de ser un subidón de adrenalina y de emoción para el modesto equipo Manor que tuvo que resignarse con el 12º puesto de Ocon. La oportunidad se esfumó y con ello las opciones de ganar algo de dinero para la próxima temporada. Aunque deben de sentirse orgullosos del trabajo realizado por sus chicos, muy serios toda la carrera.

DECLARACIONES TRAS EL GRAN PREMIO DE BRASIL

- Pascal Wehrlein: "Las condiciones fueron terribles - durante toda la carrera. Incluso cuando la lluvia bajaba de intensidad, en la pista había mucha agua. Fue difícil para todos hacer el cambio de neumáticos de lluvia a los intermedios. Las condiciones eran ajustadas al respecto, pero no lo suficiente. Tuve 'aquaplanning' y entonces el riesgo era ser valientes, sí, pero si hubiéramos acabado en el muro, no hubiésemos ganado nada. Además, la visibilidad era bastante mala. Fue una carrera muy tensa y espero no experimentar algo así durante mucho tiempo. Bueno, ya ha pasado, pero debemos seguir trabajando duro y darlo todo. Hoy hemos demostrado que cualquier cosa puede pasar, aunque no espero ninguna lluvia en Abu Dabi. La competición puede ser impredecible, así que seguiremos luchando".

- Esteban Ocon: "Estoy realmente decepcionado y triste por todos nosotros. Ha sido una carrera muy difícil y creo que la carrera tenía que haber continuado, eso no importa. Si la pista es declarada como que se puede competir, debemos competir y hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Hubieron momentos de auténtico miedo; fui afortunado de haber reaccionado tan rápido al accidente de Kimi Räikkönen. Obviamente lo estaba dando todo - en realidad durante toda la carrera. En el tercer stint de la carrera - después de la segunda bandera roja - estaba claro que tenía que apretar para alcanzar a Felipe Nasr ya que las probabilidades de irnos para atrás iban disminuyendo. La carrera fue siguiendo su curso, no el nuestro. Hice todo lo que pude pero los coches que venían por detrás iban acercándose y al final simplemente tenían el ritmo para superarnos. Hay muchas razones por las que sentirse decepcionado hoy, por las que no he podido sumar ni un solo punto, pero, sí, mi primer punto en F1 hubiera estado bien".

- Dave Ryan, director del equipo: "Fuimos bastante temerosos en Austin y México, con Sauber quedándose cerca de los puntos en ambas carreras, pero sabíamos que Interlagos maximizaba ese riesgo. Con condiciones como las de hoy, siempre necesitas algo de suerte. Hubo un momento que las cosas iban a nuestro favor y parecía que íbamos a sumar puntos con ambos coches. Nasr estaba por delante en pista pero pudimos conseguir más puntos si las cosas hubiesen continuado de esa manera. Pero la carrera evolucionaba en cada vuelta, cada coche de seguridad y con ambas banderas rojas y al final, las cosas les han ido bien a Sauber, no a nosotros. Esteban puso todo de su parte para cambiar las cosas y la verdad es que ambos pilotos han hecho un gran trabajo en unas condiciones que han puesto a prueba a Campeones del Mundo. Estamos hundidos, pero no vencidos. Todo el equipo está decepcionado, pero aún queda una carrera y debemos darlo todo hasta la bandera a cuadros en Abu Dhabi".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.