McLaren mejora y Alonso entra en Q3: "Las condiciones frías nos vienen mejor"

La Q3 no se le ha resistido a Alonso en Interlagos, a pesar de sufrir problemas en su McLaren el viernes y de empezar el fin de semana por detrás de su compañero. El español saldrá 10º en una carrera previsiblemente complicada para Button, que solo pudo ser 17º tras sufrir para encontrar el balance adecuado en su monoplaza.

Alonso, durante la clasificación del Gran Premio de Brasil. | Imagen: McLaren
Alonso, durante la clasificación del Gran Premio de Brasil. | Imagen: McLaren

Entrenamientos Libres 3

Amanecía un día muy diferente al anterior en Interlagos. El cielo nublado, la temperatura mucho más baja, y el circuito húmedo. Tanto es así que en McLaren todo iba a cambiar en gran medida una vez que los coches de Woking pisaran por primera vez el asfalto ya en el ecuador de la sesión. Button experimentaba una notable bajada de rendimiento en comparación con los Libres del viernes, en los que había superado a Alonso. El inglés se veía obligado a volver a encontrar sensaciones con el coche de manera improvisada y, al final, la tabla de tiempos no iba a engañar. Button finalizaba 18º a casi ocho décimas del mejor tiempo de Alonso, 10º en esta sesión. A diferencia de su compañero, el asturiano ganaba en confianza con su McLaren y empezaba a pensar en una Q3 más factible que en otros Grandes Premios.

Clasificación

Sin cambios en la meteorología, la Q1 iba a constatar lo visto en la última prueba de Libres en términos de rendimiento para McLaren. Alonso se clasificaba para la siguiente ronda sin problemas, asegurando pronto un noveno mejor tiempo que le permitía afrontar los últimos minutos con cierta tranquilidad. Sin embargo, todo lo contrario le iba a suceder a Button, que comentaba frustrado por su radio lo poco que le habían servido los cambios realizados en el 'set up'. El inglés no pasaba de la 17ª posición, un auténtico lastre a la hora de afrontar la carrera.

Con vida seguía Fernando Alonso y, además, dando claras señales de poder pasar a la ronda final. Eso sí, a ello iba a ayudar de manera definitiva la disminución de prestaciones de los Williams, que se quedaban a las puertas de la Q3 y entregaban su plaza al español. Con apuros pero sin nada que perder, Alonso encaraba los últimos minutos de la clasificación de forma optimista.

Los primeros instantes de la prueba con los diez mejores continuaban ofreciendo la mejor versión de Alonso. El bicampeón se llegaba a colocar 7º tras el primer intento de todos los pilotos, aunque esta posición iba a resultar irreal con el paso de los minutos. Finalmente, clasificaba 10º, a una décima de los Force India, pero con la sensación de haber extraído el máximo de su monoplaza. Visto lo visto, la predicción de lluvia para la carrera resulta la mejor noticia para Alonso, al que las bajas temperaturas parecen venirle bien este fin de semana en Brasil.

Impresiones de la jornada

Declaraciones extraídas de la web de McLaren (traducción propia)

Fernando Alonso

"Realmente disfruté hoy y me sentí muy confiado con el coche. Estas condiciones frías parecen adaptarse a nuestro paquete un poco mejor que las temperaturas más altas de ayer, y hemos extraído el máximo del coche. Aún así, estábamos un poco preocupados después de los Libres 3 ya que no teníamos mucho ritmo y me preocupé aún más cuando vi a Jenson quedarse en la Q1. Sólo pensé: "¡Este no será nuestro sábado!" Pero felizmente mi coche se comportó fantásticamente con cada uno de los cinco juegos de blandos que usé en la Clasificación. El coche seguía respondiendo: seguía encontrando una décima adicional cada vez que salía, acercándome más a los límites. Espero que el tiempo de pista que perdí ayer no me cueste mucho en la carrera, ya que todos realizaron sus tandas largas en condiciones climáticas totalmente diferentes. Mañana, esperamos que haya más frío con la posibilidad de que haya un poco de lluvia, por lo que es bueno empezar en el top 10."

Jenson Button

"El coche estaba muy bien equilibrado ayer, y fue el más rápido en los Libres 2; Hoy, era un coche completamente diferente. Definitivamente hay algo que no está bien, no hay razón para que el coche se muestre de esta forma, pero ha sido así desde esta mañana. Estamos sin ritmo y es frustrante. Cuando las condiciones son más frías, tiendes a ganar un poco más de agarre trasero y estabilidad, y en alta velocidad el coche va mejor. Después acabas destruyendo los neumáticos traseros en las curvas de baja velocidad; te acabas quedando sin agarre porque las gomas están gastadas. Aún así, ya está hecho, y mañana será otro día..."

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.