McLaren quiere recuperar la normalidad en USA

El equipo McLaren-Honda confía en hacer olvidar lo ocurrido en el GP de Japón donde nada salió como esperaban; aunque ya piensan en 2017 como declaró Fernando Alonso a su llegada al COTA, por lo que no se esperan grandes cambios.

Alonso saluda a los aficionados en Japón.

ASÍ LLEGAN LOS PILOTOS A ESTADOS UNIDOS

Fernando Alonso: El pasado Gran Premio de Japón fue bastante frustrante para todo el equipo McLaren-Honda; pero si hubo alguien que intentó que eso no se produjera, ese fue una vez más el piloto asturiano, lo intentó de todos los colores, adelantando y luchando para no ser adelantado. Finalmente tuvo que resignarse a admitir que el coche no daba más de sí y acabó finalizando en 16º lugar.

Jenson Button: El británico corrió la misma suerte que su compañero en el circuito de Suzuka. Las promesas del revolucionario motor de Japón se quedaron dando vueltas en la noria, porque el coche no funcionó ni por casualidad. Button hizo una carrera bastante discreta y tuvo que resignarse con acabar en 18º lugar detrás de los dos españoles.

ASÍ LLEGA McLAREN-HONDA A ESTADOS UNIDOS

El pasado Gran Premio McLaren-Honda volvió a dar la enésima decepción a propios y ajenos. Prometían una gran revolución en el maltrecho MP4-31 al estar en el Gran Premio "de casa", de la casa de Honda, más bien. Cierto es que parecían resurgir de sus cenizas durante las carreras de Singapur y Malasia donde ambos coches puntuaban e incluso quedaban en séptimos puestos. Pero como en casa en ningún sitio, echaron todo a perder en el peor escenario posible, en Suzuka, en Japón, con los aficionados y los jefes de Honda mirando..., el resultado fue bastante lamentable; no se llegó al "GP2 engine" porque alguno se contuvo. Un coche lento en recta, como toda esta temporada, pero también y esto es lo llamativo, lento en curva como declaró el propio Fernando Alonso en cuanto se quito el casco. Va a parecer que la culpa no es sólo de unos pocos, sino que va a ser de más gente. Mal de muchos... epidemia.
Llegan a Estados Unidos, el país de las oportunidades, donde la Fórmula 1 no es demasiado bien recibida, ellos prefieren NASCAR e Indy Car y McLaren-Honda decide hacer públicas sus intenciones de estar centrados ya en el curso que viene. Cuatro carreras de transición; debe ser que el Mundial de Constructores y su pelea con Toro Rosso queda en segundo plano para ellos e incluso otra promesa mesiánica más de ser el cuarto coche de la parrilla al final de temporada también se puede ir tirando al cubo de la basura. Motores de Fórmula 1 no será su gran hazaña, pero en vender humo... son profesionales.

IMPRESIONES A LA LLEGADA A ESTADOS UNIDOS

- Fernando Alonso: "El Circuito de las Américas es un gran reto para cada coche – cada sector ofrece algo completamente distinto. En el primer sector hace falta mucha precisión ya que es una subida importante hasta la primera curva, a la cual entras de forma ciega. Los cambios de elevación ejercen mucha presión sobre el coche y es importante tener buena tracción saliendo de cada curva. Es un circuito muy divertido y tienes que trabajar duro en cada frenada para mantener el impulso a lo largo de todo el circuito, ya que el ritmo cambia constantemente debido a los cambios de elevación".

- Jenson Button: "El COTA es uno de los pocos circuitos que van en el sentido contrario a las agujas del reloj y tiene un poco de todo: curvas rápidas, curvas lentas y zonas de frenadas fuertes, así que necesitas un coche con buen equilibrio, lo cual suele ser un punto fuerte del nuestro. Hay muchas curvas largas y rápidas en el primer sector, una recta larga en el segundo, y luego el último sector es enrevesado con ápices largos altas fuerza G. ¡Tienes que preparar al coche para todo! Para un piloto es muy divertido y espero que consigamos un mejor resultado que en Suzuka".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.