Force India llega al tortuoso Hungaroring

Si hay algo por lo que se ha caracterizado Force India, es por velocidad punta. Por su parte, el Hungaroring es uno de los circuitos más sinuosos de la temporada. Un mal matrimonio, como se ha demostrado históricamente: solo Paul di Resta pudo puntuar con Force India en aquel Gran Premio de 2011. Desde 2012 no acaba ninguno de sus coches en carrera, por lo que al equipo indio le ha llegado el momento de terminar la carrera.

Hülkenberg - Force India - Hungría - Previo
Hülkenberg y Force India realizan pruebas de paradas en boxes en el pasado Gran Premio. Vía @ForceIndiaF1

Así llegan los pilotos a Hungría

Sergio Pérez: el mexicano lleva dos temporadas siendo la gran baza de Force India. Está teniendo un año bastante sólido y se convirtió esta temporada en el primer piloto de Force India en subir dos veces al podio en una temporada. En Silverstone acabó sexto, por delante de Hülkenberg, tras salir en 10.ª posición. Está octavo en el Campeonato de Pilotos con 47 puntos en su casillero.

Nico Hülkenberg: se está viendo sobrepasado por su compañero, pero su talento sigue estando fuera de toda duda. Desde que ganara las 24h de Le Mans el año pasado, se le ve algo perdido, pero aún muestra detalles de gran calidad. Sigue esperando su primer podio en F1, pero es algo que se ve complicado en Hungría. En Silverstone fue séptimo. Se encuentra con 28 puntos en el Campeonato de Pilotos.

Así llega Force India a Hungría

En cuánto a resultados individuales, es su mejor temporada. Los dos terceros de Sergio Pérez y la primera línea en parrilla de Hülkenberg así lo atestiguan. Quizás en puntos estén más atrás que otros años, pero el coche es, por el momento, el quinto mejor de los que hay en pista. Siguen en quinta posición en el Campeonato de Constructores, con 73 puntos, a menos de 20 del equipo Williams.

Expectativas del Gran Premio

Extraídas de la página oficial de Force India. Traducción propia

Nico Hülkenberg:

Volver a los puntos en Silverstone fue un buen resultado. Podríamos haber sacado más si el VSC hubiera sido distinto. El coche rindió bien y batimos coches más rápidos por méritos propios, algo que nos da coraje para afrontar el fin de semana y la temporada.

La carrera en Budapest suele molar. Soy muy fan de la ciudad: es bonita, histórica y hay buena onda en la ciudad. Hay muchos fans que de alguna manera averiguan dónde te alojas y te esperan en el hotel cada mañana y noche. Es bastante divertido.

En los últimos años, Hungría era la carrera antes del parón de verano, y siempre había una gran fiesta el domingo por la noche. Este año tendremos una carrera más, pero creo que habrá fiesta igualmente.

No es un circuito en el que hay a corrido mucho en las categorías formativas. Solo corrí en GP2, y gané la carrera larga. Es un circuito de vieja escuela: estrecho y sinuoso. No hay momento para relajarse o perder la concentración, las curvas vienen todas después de otra y puedes perder el 'momentum' con cualquier error. Es un circuito que te reta a no fallar y usualmente da buenas carreras.

Sergio Pérez: 

Hemos sido fuertes las últimas carreras, pero después de circuitos rápidos llegamos a Hungaroring, uno muy lento.

El fin de semana en Budapest lo disfruto mucho: hay buena atmósfera y todo el mundo es muy fan de la ciudad. Este año no es la última carrera antes del parón: en el pasado solía haber una gran celebración el domingo y el ambiente era genial, aún teniendo un buen o mal resultado. Tengo grandes recuerdos de las fiestas. Espero que haya fiesta, es una buena forma de relajar la tensión tras la carrera.

Me gusta Hungría y tiene una cultura interesante. Los locales aman la F1 y siempre hay un montón de gente en las gradas. Es un trazado con pocas oportunidades de adelantar. La posición en pista es muy importante, solo después de Mónaco en importancia. Será un fin de semana complicado, pero podemos ser competitivos en cada circuito. No he tenido mucha suerte aquí nunca, pero espero que eso cambie este año.