Wehrlein: "Estamos haciendo progresos reales"

Dos años, un mes y nueve días después, la escudería Manor volvió a puntuar. En su día fue el tristemente fallecido Jules Bianchi el que conseguía la machada y metía a su, por entonces, Marussia en el 9º puesto del Gran Premio de Mónaco de aquella temporada. Este fin de semana ha sido Pascal Wehrlein el que ha vuelto a darle puntos a la ahora Manor de nuevo, con un décimo puesto que no llega por casualidad, aunque si por numerosos abandonos y contratiempos. Un punto que sabe a gloria y que refuerza el trabajo realizado por los ingenieros, mecánicos y pilotos de Manor durante toda la temporada.

Pascal Wehrlein celebvra su 10º puesto en Austria

Así se van los pilotos de Austria

  • Pascal Wehrlein. El alemán protagonizó un día histórico en Manor y fue uno de los pilotos más destacados del fin de semana, tanto por su soberbia clasificación como por conseguir entrar de forma agónica en los puntos. Su carrera pudo verse afectada desde la salida, ya que Pascal se colocó en una posición que no le pertenecía, la de Felipe Massa que partía desde que el piltlane. Sin embargo, Wehrlein estuvo rápido, puso la marcha atrás y se colocó correctamente para aguantar la embestidas de los demás en la salida.
  • No le vino nada bien el coche de seguridad que salió tras el accidente de  Vettel, ya que estaba entrando cuándo salió y se encontró en la última posición. Sin embargo, el alemán consiguió reponerse y escalar posiciones hasta llegar a la última posición con derecho a puntos en la última fase de la carrera. Con este punto, Pascal Wehrlein se sitúa en la 18º posición del Mundial, superando a pilotos como Esteban Gutiérrez, Marcus Ericsson o Felipe Nasr.
  • Rio Haryanto. Su carrera fue más discreta que la de su compañero, y que al filipino le tocó la estrategia "mala", la que Manor usó por si los astros se alineaban y permitían a Rio colarse en los puntos o lo más arriba posible. Una estrategia equivocada que acabó con Haryanto en la 16º posición, el último de los pilotos que acabaron.

Así se va Manor de Austria

El décimo puesto de Manor es una medalla al trabajo del equipo durante toda la temporada y les sitúa en un escalón más arriba de dónde mucho les tenían. Manor ya no es una escudería que no puede luchar contra nadie, sino que es competitiva y en determinadas situaciones puede ser más competitiva que otros coches como Sauber o Renault. El puntito de Wehrlein les sitúa en la décima posición del Mundial de Constructores, por encima de Sauber.

Impresiones de la jornada

Declaraciones extraídas de f1.com, traducción propia

Pascal Wehrlein

Es increíble. Estoy muy feliz. Simplemente ha sido uno de esos fines de semana y terminar de esta forma es una fantástica recompensa para todos.

En algún momento me sentí muy abatido, porque habíamos sido desafortunados con la estrategia por el coche de seguridad. Acababa de salir de boxes, así que cuando salí de mi segunda parada de boxes, estaba último. Esto no fue una gran sensación, pero teníamos que trabajar duro y eso fue lo que hicimos, con lo que las ruedas blandas nos debían durar hasta el final, ¡40 vueltas! Finalizar la carrera en los puntos desde esa posición corriendo más de media carrera con un solo juego de neumáticos es un logro increíble.

Es muy importante. No solo por lo que significa nuestra posición en el campeonato, sino también porque muestra que estamos haciendo progresos reales. Ha sido un proceso de pasos a pasos,y no siempre ha sido visible para la gente de fuera del equipo, pero hoy es un buen día y es una recompensa realmente genial para todos.

Rio Haryanto

Es increíble. Felicidades a todo el equipo por un resultado realmente genial para todos hoy. Tanto trabajo de cada miembro del equipo ha derivado en esto y no solo es bonito sino que es una recompensa realmente importante para todo. Significa que vamos hacia adelante y haciendo buenos progresos, y esto es importante ya que entramos en la segunda mitad de la temporada.

Empece la carrera con los blandos durante 27 vueltas, después corrí dos tandas con los superblandos. Durante la primera tnada tuve un fallo electrónico, que me obstaculizó y me llevó 15 vueltas para llegar arriba. El resto de la tanda estuve trabajando bien para mí y después el coche de seguridad cambió la complexión de la carrera y mi estrategia no funcionó demasiado bien hoy. Estoy contento con mi ritmo, especialmente hacia el final cuando fui capturado por Ericsson, pero desafortunadamente no fue posible luchar por una posición mejor hoy.

Dave Ryan, jefe de equipo

Después del rendimiento en Q2 en clasificación, terminar puntuando hoy es un camino fantástico para tener un fin de semana positivo. Lo más importante sobre esto es que muestra que somos un equipo serio y estamos trabajando realmente duro para mejorar. Pascal ha estado muy cómodo todo el tiempo que hemos estado aquí en Austria, y aunque hubo un momento en la carrera en el que parecía que las cosas no iban a ir tan bien, nos sentíamos seguro de que le daríamos la vuelta. Esto es exactamente lo que hicimos y él se puso exactamente en el sitio para tomar ventaja de las cosas que iban pasando en el camino.

Rio estuvo en una estrategia diferente, dividimos las estrategias para que estuviésemos en un buen lugar para cualquier oportunidad. No obstante, ha hecho una buena carrera con mucha determinación y puede estar contento con su 16º posición. Naturalmente, llegamos a nuestro Gran Premio de casa la semana que viene, lo que nos da un enorme empujón. Necesitamos mantener nuestros pies en la tierra, pero después de una enorme cantidad de trabajo duro en la primera parte de la temporada, todo el mundo se merece disfrutar de esto antes de que tengamos que volver a trabajar duro.