Williams de récords en Bakú

El equipo Williams puso su nombre con letras de oro en la historia de la Fórmula 1 al marca dos récords: la velocidad punta de Valtteri Bottas y la parada más rápida de Felipe Massa.

WLL_BAKU1
El Williams FW37 de Bottas en Bakú

Escalofriantes datos los que han registrado los monoplazas de Williams Racing en sus dos monoplazas durante el Gran Premio de Europa, celebrado en Bakú el último fin de semana. Los de Grove continúan su recuperación en la Fórmula 1 y, aunque no han conseguido ganar una carrera en este 2016, a partir de ahora cuentan con dos récords mundiales.

Valetteri Bottas fue el primero de los vehículos en conseguir una marca para el libro de los récords. El equipo Williams contaba con grandes expectativas para la carrera de Bakú, las grandes rectas del circuito urbano daban una oportunidad perfecta para conseguir un buen resultado gracias a la potencia de su propulsor Mercedes. Una potencia que durante la sesión de clasificación, sumada al rebufo del Red Bull de Maz Verstappen, llevaron el monoplaza del finés hasta los 378km/h, batiendo así los 372,6 km/h conseguidos por Juan Pablo Montolla en el Gran Premio de Italia de 2004.

El segundo dato para la historia fue registrado por la telemetría de su compañero, el FW37 de Felipe Massa. Durante el último año el equipo de Grove ha mejorado considerablemente sus paradas en boxes, en los años anteriores los Red Bull habían marcado la diferencia a la hora de cambiar los neumáticos y en Williams no se han quedado atrás. A lo largo de los 7 grandes premios celebrados desde Australia hasta Canadá, los mecánicos de Williams han conseguido los mejores pit stops de toda la parrilla y en Bakú consiguieron consagrar esta mejora con un tiempo de 1,92 segundos.

Dos récords en un sólo fin de semana, el equipo Williams fue en Europa los más rápidos dentro de la pista y en el pit lane, ahora sólo les falta poner su ritmo a la altura de los Mercedes para poder recuperar ese Williams campeón del mundo.