Lewis Hamilton se aprovecha de un error de Red Bull y conquista las calles de Montecarlo

Victoria del británico en el Gran Premio de Mónaco por delante de Daniel Ricciardo y Sergio Pérez. El equipo Red Bull falló en el ‘pit stop’ del australiano y tiró la victoria. El mexicano de Force India consiguió su sexto podio de su trayectoria. Fernando Alonso, más rápido que su McLaren, acabó quinto mientras que Carlos Sainz no pasó de la octava plaza.

CjoUbanWsAAx1ye

El Gran Premio de Mónaco es una cita marcada en rojo en el calendario de todos los amantes de la Fórmula Uno. Un fin de semana que nunca defrauda y nos deja imágenes para la historia. Las previsiones meteorológicas de lluvia se cumplieron y el agua llegó a Montecarlo en la mañana del domingo. Todo hacía pensar que arrancaría el espectáculo desde la primera vuelta de carrera: agua en las calles de Montecarlo. Sin embargo, Charlie Whiting decidió que la salida se daría tras el coche de seguridad, que se mantuvo en pista las siete primeras vueltas de la prueba. Entretanto Daniil Kvyat se vio afectado por problemas de potencia en su Toro Rosso. Tras pasar dos veces por boxes se reincorporó en la cola del grupo.

Poco duró el relanzamiento de carrera. Un golpe fuerte de Jolyon Palmer en Santa Devota obligó a los comisarios a limpiar el trazado y el coche de seguridad volvió a la pista. El primero en cambiar las gomas fue Kevin Magnussen. El de Renault cambió sus gomas de lluvia extrema por las intermedias y probó suerte. El segundo abandono de carrera fue el de Kimi Räikkönen. Loews le jugó una mala pasada y tocó el muro destrozando el alerón delantero. Trató de llegar a boxes pero se quedó en el camino.

Ricciardo dominaba en el Principado por delante de los dos Mercedes. Lewis Hamilton se encontró con Nico Rosberg, con un ritmo mucho más lento. Sonaron campanas de guerra pero el británico se deshizo del de Wiesbaden sin mucha oposición. El alemán, afectado por un problema de frenos.

Los bailes en boxes se fueron sucediendo. Todos los pilotos a excepción de Lewis Hamilton montaron los neumáticos intermedios. El británico se mantuvo en pista con las gomas de lluvia extrema cuando ya se había formado un carril seco en el trazado monegasco. Estrategia arriesgada de Mercedes – a la épica- para tratar de arrebatar a Red Bull la gloria.

Marcus Ericsson, Sergio Pérez y Jenson Button fueron los primeros valientes en poner el neumático de seco en la vuelta 31 de carrera. A ellos les siguió Lewis Hamilton y Nico Rosberg montando el neumático ultrablando. Fue entonces cuando Red Bull falló en la segunda parada de Daniel Ricciardo. El australiano paró cuando sus mecánicos no tenían los nuevos neumáticos listos. Un error que le costó tiempo y permitió a Hamilton pasar a liderar la prueba. A pesar de todo, Ricciardo se pegó a la parte trasera del W07 de Hamilton y le presionó para aprovechar cualquier error.

Verstappen, del cielo al infierno

El protagonista en Montmeló se convirtió en un mero espectador de la segunda mitad de carrera. Max Verstappen pasó de besar la gloria en Barcelona a besar el muro de Montecarlo. Otro error del joven holandés que le costó el abandono.

Sauber vivió una de las peores carreras que cualquier enemigo le podía desear. Marcus Ericsson quiso superar a su compañero Felipe Nasr pero se lo llevó por delante. Así, los dos Sauber se quedaron fuera de carrera. Otro fin de semana de penas para los suizos, que no levantan cabeza. Entre tanto, Sergio Pérez fue trabajando en silencio. Llegó hasta el tercer puesto con el neumático blando. Al igual que Fernando Alonso, en quinta posición por delante de Nico Rosberg. Mónaco nos da estas cosas: emoción y pelea en pista hasta la bandera a cuadros. A falta de siete vueltas para el final Fernando Alonso disparó la alarma: “Está lloviendo otra vez”, decía el asturiano por radio. Parecía falsa alarma pues el cielo no descargaba, sin embargo en la última vuelta de carrera se veía más agua sobre el asfalto. Lewis Hamilton controló a Ricciardo en un margen de entre tres y cuatro segundos pero no podía asumir riesgos.

El británico consiguió la primera victoria de la temporada. Lo hizo a lo grande, en Mónaco y en una carrera con condiciones cambiantes. Ricciardo acabó segundo. Una pena para el australiano que se quedó sin el triunfo. Mención especial para el mexicano Sergio Pérez. El de Force India sube de nuevo a un podio y saborea el champán. Su premio al trabajo y la constancia. Fernando Alonso cruzó la meta en quinta posición. Button también sumó puntos al acabar noveno. Carlos Sainz fue octavo. Nico Rosberg perdió la sexta posición en los últimos metros de carrera. El agua le jugó una mala pasada y al tomar demasiadas precauciones fue adelantado por Nico Hülkenberg prácticamente sobre la línea de meta.

Resurgir de Lewis Hamilton tras el abandono en el Gran Premio de España. El británico vuelve a sonreir y más aun al no ver a su compañero de equipo a su lado en el podio. La brecha se reduce...

Tabla de resultados

CjoVfLjWUAESTQ2