Sauber llega a Mónaco con muchas ganas

No sabemos si es el ambiente, si es la cercanía de los muros o estar cerca del mar, pero la escudería Sauber llega a Mónaco con cierta ilusión,tras el decepcionante comienzo de temporada. La F1 llega a un circuito emblemático, historia viva de la competición y donde terminar una carrera ya puede considerarse como casi una proeza.

Sauber en el GP de Mónaco en 2015

ASÍ LLEGAN LOS PILOTOS A MÓNACO

Marcus Ericsson: EL piloto sueco declaró que había tenido una de las mejores carreras de su trayectoria en Fórmula 1. Y lejos no se quedó, tras una buena salida y una estrategia de gomas muy bien realizada, acabó colocando su C-34 en 12ª posición en un circuito que a priori, no le convenían demasiado al equipo. LLega a Mónaco con la moral bastante elevada y su intención es seguir demostrando la evolución del monoplaza y sobre todo, superando a su compañero de equipo.

Felipe Nasr: EL brasileño no tuvo una de sus mejores carreras en el GP de España, la estrategia a dos paradas le fue bastante mal y acabó sufriendo demasiado con el coche. Finalizó 15º, sin embargo llega a Mónaco donde la historia del Principado y Brasil van casi de la mano, y aunque Nasr con el Sauber no puede emular a su ídolo, el mítico Senna, siente que puede ser su fin de semana y va a darlo todo por conseguirlo.

ASÍ LLEGA SAUBER A MÓNACO

Tras un comienzo de temporada un tanto decepcionante por parte de la escudería Sauber, la carrera desarrollada en el Circuit de Catalunya dejó un buen sabor de boca a pilotos y equipos, con la sensación de que iban por el buen camino. Ahora llegan a MonteCarlo, un circuito que castiga muy poco el motor y en el que se circula a muy poca velocidad y lo predominante es la aerodinámica, por lo que el equipo confía en hacer un buen papel en esta carrera.

EXPECTATIVAS DEL GRAN PREMIO

Declaraciones extraídas de: www.sauberf1.com

Marcus Ericsson: "Correr en Mónaco es sinónimo de tradición, lo que hace que sea una de las carreras más notables de la temporada. La pista es muy divertida para pilotar, pero muy desafiante al mismo tiempo. Cada pequeño error puede significar acabar en las barreras. La conducción debe ser muy precisa y hay que tener la confianza en el coche para utilizar cada centímetro de la pista. No puedo esperar para la carrera en Mónaco. Me gusta mucho la atmósfera alrededor del circuito, que también hace que sea uno de los aspectos más destacados de la temporada".

Felipe Nasr: "El Gran Premio de Mónaco es una de las mejores carreras del calendario. La estrechez de la pista de Montecarlo es un reto para nosotros además de para el coche. Hay una línea muy fina entre la conducción perfecta y acabar contra el muro. Me gusta mucho correr allí ya que el ambiente es también muy especial. El año pasado tuve una gran carrera en la que pude lograr puntos al terminar 9º. Espero que podamos tener un fin de semana positivo este año también".