El ascenso de Verstappen a Red Bull estaba por contrato

Max Verstappen ha admitido hoy que su ascenso a Red Bull para la temporada 2017 ya estaba firmado en su contrato. El holandés, que correrá hasta nuevo aviso con Red Bull, sabía que independientemente de los resultados de esta temporada, el año que viene correría en la escudería madre, Red Bull.

Verstappen

"Siempre fue el objetivo", ha declarado el joven piloto a la televisión RTL 4 sobre su fichaje por Red Bull, desmintiendo de esta forma las presiones del padre del piloto y del propio piloto a Red Bull para ascender ya a la escudería austriaca o irse a otra escudería de la parrilla.

Verstappen, que podría volver a Toro Rosso en cualquier momento teóricamente, parece acabar con esta opción con sus palabras, por lo que es posible que tanto Kvyat como Carlos Sainz empiecen ya a buscar escudería para la temporada 2017. Verstappen afronta esta temporada como una preparación para el 2017 en una escudería grande: "Por supuesto que se me comparará con mi compañero, pero creo que esto me preparará para el próximo año".

El holándes admite los nervios ante el inminente estreno en una escudería potente: "No he dormido durante tres noches.Estaba muy motivado para ir directamente al equipo, porque sabes que es una gran escudería donde puedes tener una mejor oportunidad de alcanzar el podio". Es el podio, sin duda, el objetivo de Max, y es posible que lo consiga esta misma temporada: "Tengo una gran cantidad de ingenieros que me están ayudando con eso, y con suerte en un par de fines de semana puedo conseguir buenos resultados".