La Fórmula 1 de España parte I: Todo empezó hace 65 años

Repasamos la historia de los pilotos españoles en la Fórmula 1 durante las cuatro primeras décadas de la competición. Pilotos de Ferrari, un podio, Iberia patrocinando equipos... nuestros país ha vivido la competición desde los inicios y hoy te la contamos.

de villota iberia
Emilio de Villota con el Iberia Airlines

En PitLane F1 somos conscientes de que esta semana jugamos en casa, la Fórmula 1 llega de nuevo al Circuit de Barcelona-Cataluña y con este artículo arrancamos un especial en el que llevaremos al lector por la historia de nuestro país en la categoría reina del automovilismo. Pero como para saber donde estamos y cual es el futuro, primero tenemos que conocer de donde venimos, y es el tema que trataremos en esta primera parte. Ponemos en marcha la máquina del tiempo, nos ponemos en blanco y negro y recuperamos las gafas de aviador.

Años 50

La historia de España en la Fórmula 1 se remonta hasta los años 50, aunque la gran mayoría de los aficionados comiencen a contar dos décadas más acá lo cierto es que en la segunda temporada de Fórmula 1 y un piloto español ya tomó la salida en algunas carreras. En el año 1951 el catalán Francisco Godia Sales estuvo presente en la última carrera del año, el Gran Premio de España en el Circuito de Pedralbes, saliendo desde la 17ª posición de la parrilla y finalizando en la 10ª a los mandos de un Maserati de la Scuderia Milano, siendo el último piloto que terminó la carrera a 10 vueltas del Alfa Romeo de Fangio. España puso la primera piedra con Godia y su carrera se prologó durante los siguientes años con el equipo oficial de Maserati hasta el año 1957 y disputando 9 carreras con los cuartos puestos de Italia y Alemania en el 56´ como sus mejores resultados. Su retirada de las pistas llegó un año después, disputando las carreras de Argentina, Francia y Bélgica y terminando sólo la celebrada al otro lado del Atlántico. Francisco Godia puso la primera piedra del camino, un camino que también intentó comenzar Juan Jover Sañes en el año 1951, en la misma carrera y con el mismo equipo que Godia, pero la rotura de su motor Maserati no le permitió comenzar la carrera.

Pero la década de los 50´también dejó otro gran momento para la historia de España en la Fórmula 1, nuestro primer piloto Ferrari. La llegada de Fernando Alonso a la escudería de Maranello supuso todo un hito para España en la categoría reina, pero 54 años Alfonso de Portago tuvo el privilegio de pilotar para los italianos. En 1956, el día 1 de julio, el Marqués de Portago se puso a los mandos del Ferrari 500 para disputar la carrera de Francia, aunque no pudo terminarla. Otras tres participaciones completaron la temporada para el piloto español, siendo la de Gran Bretaña la única que finalizó y lo hizo en el segundo cajón del podio a 1 vuelta de su compañero Fangio. Un año después sólo participó en la carrera de Argentina, sumando un punto con la quinta posición y cerrando su carrera deportiva en la Fórmula 1.

Años 60

La década de los 60 fue una etapa realmente pobre para la Fórmula 1 en España, la carrera dentro de nuestras fronteras no se diputó entre 1955 y 1966, y cuando regreso lo hizo para dejar tierras catalanas y pasarse al Circuito de Jarama y cerrar la década en Monjuich. A pesar de no contar con Gran Premio de España, en la temporada de 1960 encontramos a Antonio Creus y la cerrera de Argentina con un Maserati, la cuál no terminó.

Años 70

La Fórmula 1 ya tenía dos décadas de vida y parecía que los pilotos Españoles comenzaban a dar el paso a la categoría reina, un década que comenzaba con Alex Soler Roig y su mala fortuna. El piloto de Barcelona estuvo presente en tres temporadas (1970-1972) con los equipos Lotus, March y BRM para disputar un total de 12 grandes premios, de los cuales no terminó ninguno. Dos accidentes, problemas de motor, con la bomba de gasolina o el no cumplir las limitaciones de la FIA le privaron de cruzar la bandera de cuadros. 

Esta racha se prolongó durante los siguientes 6 años, pero en 1977 Emilio de Villota logró llevar un monoplaza español a la línea de meta en la carrera de España disputada en el Jarama después de no haber conseguido clasificarse en la edición anterior. De Villota participó en un total de 14 grandes premios pero sólo puso disputar las carreras de España y Australia ya que en el resto no logró clasificarse para las mismas, y de las dos siputadas sólo logró terminar la celebrada en el Jarama a los mandos de su modesto Iberia Airlines con motor McLaren.

Años 80

Si en los 70´Emilio de Villota logró ser un nombre de renombre en España en la siguiente década Adrián Campos supo convertirse en la clave fundamental de este deporte, gracias a él hoy contamos con victorias y dos títulos mundiales. En 1987 el valenciano llegó a la escudería Minardi para disputar 15 grandes premios a los mandos del M186B, aunque sólo consiguió cruzar la meta en dos ocasiones. Su trayectoria deportiva la completan 5 grandes premios en el año 1988, disputando dos carreras y terminando sólo la de San Marino en la 16 posición. Hasta este punto la historia de Campos en la Fórmula 1 no parece tan gloriosa como decíamos con anterioridad, pero sus conocimientos empresariales le han llevado a ser un referente en la competición en España al ser el aval que llevó a Fernando Alonso o Marc Gené a la categoría reina, sin olvidarnos de su trabajo para crear la primera escudería 100% española de Fórmula 1, que terminó siendo de otro dueño, y la importancia de la escudería Campos Racing en la formación de pilotos en las categoría inferiores. Adrian Campos, Minardi M187, Detroit 1987

La década de los 80´ la completa Luis Pérez Sala, quien logró disputar un total de 26 grandes premios, terminando 12 de ellos y siendo la sexta posición de Gran Bretaña de 1989 su mejor resultado. Pérez Sala basó toda su carrera en el equipo Minardi, durante las temporadas 1988 y 1989, llegando al equipo para formar dupla con Adrián Campos y marcando un momento histórico en el equipo italiano: por primera vez no contaban con un piloto italiano. Y la vinculación del catalán con la Fórmula 1 no terminó aquí, durante la última temporada del equipo HRT cumplió las funciones de jefe de equipo y estuvo presente en las retransmisiones de Televisión Española para aportar sus conocimientos técnicos.

Las primeras cuatro décadas de la Fórmula 1 hablaron mucho español, aunque no a nivel de victorias, si a nivel de participantes. Nuestras aportaciones eran de corto recorrido y sin grandes resultados, pero todo esto tan sólo era la base sobre la que se fragua la dorada década de los 2000 de la que hablaremos mañana. ¡No os lo perdáis!