Red Bull planea testar la cúpula en Rusia

Cockpits cerrados, semi-cerrados, estructuras de protección... La Fórmula 1 sigue buscando la mejor forma de mejorar la seguridad de sus pilotos y el equipo Red Bull será el segundo en lanzarse a la piscina con su concepto de cúpula, el cuál podrían probar durante el Gran Premio de Rusia. 

Red Bull

La seguridad es una de las máximas prioridades de la Fórmula 1, si no es la que más, la competición reina del automovilismo es todo un ejemplo de desarrollo tecnológico y en su colaboración con la Federación Internacional de Automovilismo les lleva a crear nuevas medidas de seguridad que posteriormente son adaptadas a los vehículos de calle. La última idea de la Fórmula 1 es la implementación de los cockpits  cerrados para proteger la cabeza del piloto en caso de impacto o de que una pieza de otro vehículo se suelte y pueda impactar contra el piloto.

El equipo Mercedes fue de los primeros en presentar su idea, el `Halo´. Esta curiosa pieza, que incluso llegó a ser uno de los temas más comentados del día en Twitter España, consiste en una estructura en fibra de carbono con un pilar central y dos brazos que lo unen a la barra antivuelco situada detrás del piloto. Un proyecto que fue probado por Ferrari en los test de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Cataluña y que ganó más detractores que adeptos.

La segunda idea sobre la mesa es la presentada por Red Bull, una cúpula. Los de Milton Keynes han pensando no sólo en el impacto de grandes, para las que está diseñada el Halo, y apuestan por una cúpula al más puro estilo caza. En lugar de un pilar central, Red Bull apuesta por dos pilares laterales, lo que mejora la visibilidad, y que se complementa con una pantalla transparente que recorre todo el frontal del cockpit, creando una pantalla que protege al piloto de pequeñas piezas como el muelle que golpeó a Felipe Massa en Hungría.

Esta cúpula está cada vez más cerca de sus primeras pruebas en la vida real, fuera de las simulaciones por ordenador, tal y como ha confesado Christian Horner a Sky Sports. La semana que viene darán comienzo las pruebas en estático y se espera que para Rusia ya puedan instalarla en una de sus monoplazas durante los entrenamientos libres para probar su eficacia y sus posibles problemas:

"Vamos a probar la solución de la cúpula durante la próxima semana con un test estático. Le lanzaremos una rueda sobre un pedestal para ver cómo la soporta, y si va bien, quizá podamos ponerla en un coche dentro de poco en Sochi".

Un sistema de limpieza en caso de lluvia o las bolas de goma que sueltan los neumáticos de Pirelli son los grandes inconvenientes a esta solución, esperamos que Red Bull haya pensado en ello y tengan preparadas soluciones como un posible limpiaparabrisas como montan los vehículos del WEC. Por el momento toca esperar el visto bueno de la FIA.