Hülkenberg y Pérez quieren cambiar su suerte en China

Los problemas económicos, la mayor competencia y la mala suerte están lastrando el arranque de temporada de Force India, que aún espera poder puntuar con sus dos coches. Pérez y Hülkenberg llegan motivados a Shanghái después de su discreta actuación en Bahréin.

Hülkenberg firma autógrafos en su llegada al circuito de Shanghai. |Imagen: Force India
Hülkenberg firma autógrafos en su llegada al circuito de Shanghai. |Imagen: Force India

Así llegan los pilotos a China

  • Nico Hülkenberg: después del mal resultado en Bahréin, donde acabó fuera de los puntos, Hülkenberg espera recuperar la senda positiva de Australia. Sus 6 puntos le mantienen décimo en el mundial de pilotos a la espera de lo que pueda deparar la cita en Shanghái. El trazado chino no se le da especial bien al alemán, de hecho solo ha conseguido puntuar en dos de sus participaciones, con un sexto puesto como mejor resultado.
  • Sergio Pérez: desde luego que, con el casillero de puntos a cero, Sergio Pérez no está viviendo su mejor arranque de temporada. Habría que remontarse a su año de debut en Fórmula 1 para encontrar un inicio tan complicado del mexicano. Con las dramáticas primeras vueltas de la carrera de Bahréin aún en la cabeza, llega su oportunidad para cambiar el rumbo en China, donde solo logró puntuar en 2014, pero ahora llega casi obligado a firmar una buena actuación.

Así llega Force India a China

Junto a Sauber, los problemas económicos de Force India están siendo una de las comidillas del paddock en las últimas semanas, por no hablar de los desmanes financieros en los que se encuentra involucrado Vijay Mallya. En lo puramente deportivo, el equipo de Silverstone está afrontando un arranque de mundial con expectativas bajas y capeando el temporal ante las amenazas de irrupciones como Haas o las evoluciones de escuderías como Toro Rosso o McLaren. Todo ello, junto a la mala suerte, está impidiendo que Force India pueda progresar tanto en la parrilla como en el Mundial de Constructores, donde tan solo ha podido cosechar 6 puntos en las dos carreras disputadas hasta el momento.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Force India (traducción propia)

Nico Hülkenberg

"Cuando pienso en la carrera en Shanghai siempre me acuerdo de las torres impresionantes de la recta principal y los bonitos edificios en la zona del lago. Es, definitivamente, un circuito con un carácter especial y personalidad propia. La ciudad de Shanghai es también un lugar atractivo para visitar y me gusta probar la comida china y explorar una cultura tan diferente. Siempre me han fascinado las grandes ciudades. La pista también es famosa por su curva uno interminable. Es una curva complicada porque es fácil entrar demasiado fuerte, especialmente durante la clasificación, y además se come los neumáticos. De hecho, el cuidado de los neumáticos siempre es difícil, porque la curva 13 también los desgasta mucho. El resto de la vuelta tiene un poco de todo, desde baja velocidad a alta velocidad, lo que hace que sea difícil encontrar un equilibrio en la puesta a punto. Mis expectativas para este fin de semana son altas y, después de la decepción de Bahréin, espero que podamos tener una carrera limpia en China. Hay buen ritmo en el coche y llegar a la Q3 en Bahréin fue una prueba de ello. Hemos tenido que trabajar muy duro con la puesta a punto para encontrar el punto adecuado, pero hemos aprendido mucho y nos servirá en este fin de semana".

Sergio Pérez

"Siempre he disfrutado de ir a China. Shanghai es una ciudad interesante para explorar y siempre tenemos un enorme apoyo de los aficionados. Siempre esperan fuera de nuestro hotel todos los días sólo para saludarnos y nos dan regalos especiales. Hicieron un gran trabajo con el diseño de la pista en Shanghai porque hay una buena mezcla de curvas. La curva uno es de la que todo el mundo habla y es mi parte favorita de la vuelta. Es una curva inusual y hay que mantener la velocidad a la perfección, ya que puedes perder mucho tiempo si no la atacas lo suficiente. A continuación, en la recta posterior, siempre vemos mucho drag y es fundamental frenar lo más tarde posible en la horquilla. Después de dos carreras decepcionantes quiero que mi temporada comience a ir adecuadamente en Shanghai. Los resultados en Australia y Bahréin podrían haber sido mucho mejores, pero las cosas no funcionaron para mí. Esto es parte de las carreras y sé que las cosas van a cambiar pronto. Es una situación similar a la del inicio del año pasado antes de que mi suerte empezase a cambiar. El ambiente en el equipo sigue siendo optimista y todo el mundo está presionando para sacar más rendimiento del coche. Dimos un buen paso en Bahréin con las mejoras, por lo que estamos definitivamente en la dirección correcta".