Bernie Ecclestone carga contra los motores V6

El magnate de la Fórmula 1 ha vuelto a realizar unas declaraciones que poco van a gustar en el seno de la FIA y a Jean Todt. El británico sigue mostrándose contrario a los motores V6 Turbo y sigue apostando por motores independientes y consultar a los equipos y pilotos.Bernie Ecclestone

 

La actual Fórmula 1 tiene muchos flecos sueltos, la competición sigue sin popularizarse y los equipos, como es el caso de Sauber, están empezando a notar la falta de inversiones. Los motores introducidos en 2014 a golpe de reglamento han sido quizás el punto más caliente de las críticas, sin contar el reciente fiasco de la clasificación, y Bernie Ecclestone siempre se ha mostrado reacio a esta tecnología híbrida y unos motores tan pequeños.

Pues bien, el magnate británico ha vuelto a la carga. Por todos es conocido el afán de Bernie de no callarse y no dejar nada para él: tal como lo piensa, lo dice. Hoy vuelve a cargar contra los motores, y más concretamente contra esas personas que apostaron por este modelo, como Max Mosley, y sigue apostando por los equipos y los aficionados para que este deporte renazca de las cenizas:

"Primero fue Max Mosley el que decidió que tendríamos motores más pequeños y más fabricantes. Dije que quizás lo que deberíamos hacer es pedir a los fabricantes si vendrían si tuviéramos motores más pequeños en lugar de tenerlos y esperar a que vengan, porque no han venido. Creo que cuando Max ideó eso nadie sabía lo que el motor iba a ser. No se concibió para ser lo que es ahora. Iba a ser un motor mucho más simple. Esa era la idea. Desarrollar sobre 700 caballos de potencia. Honda habría entrado hubiese el motor que hubiese así que eso fue un error terrible. En el momento en el que se empezaron a producir, era obvio que iba a ser caro. Esto es lo que me molesta. Hablamos sobre los aficionados pero no sabemos si apoyaban este motor, creo que no. Creo que vosotros [los medios] habíais señalado que nadie quería esto, pero lo tenemos y esto es realmente lo que lentamente destruye la Fórmula 1".