Toro Rosso trabaja sin descanso

Meses y meses sin un motor para 2016, sin una garantía de estar en la parrilla de 2016 y sin un propulsor alrededor del que crear un chasis ha lastrado el trabajo de Toro Rosso y están teniendo que paliar este retraso trabajando durante todo el día, sin descansos.

toro-rosso

 

La complejidad de los motores usados en Fórmula 1 obliga a los equipos a basar sus monoplazas en función del propulsor que mueva dicho coche, por lo que saber la estructura del motor es vital para comenzar el desarrollo de los nuevos monoplazas. Esta información es algo que los ingenieros de Toro Rosso no han conocido hasta hace menos de un mes y no han podido comenzar a proyectar el STR12, mientras que algunas escuderías llevan trabajando en sus futuros monoplazas desde hace meses.

Este retraso está provocando que en la fábrica de Faenza tengan que estar trabajando las 24 horas del día, durante 7 días a la semana. A pesar de este esfuerzo extra el jefe del equipo, Franz Tost, ve peligrar la llegada de su equipo a los test de pretemporada por las vacaciones de los proveedores. Estas han sido las palabras del austriaco:

“Tenemos previsto volver a los procesos de fabricación y decidimos trabajar a tres turnos durante siete días, 24 horas para estar listos para la primera prueba. Desde el lado de Toro Rosso, podemos organizar todo de la mejor manera posible. Nuestro principal problema son otros proveedores y sus vacaciones de Navidad. La mayoría de ellos están cerrados por un mínimo de 10 días y esto hará que sea difícil para nosotros. Nunca hemos tenido que hacer cumplir un turno de 24 horas al día anteriormente. En febrero, los últimos días antes de que termines el coche, a veces tienes esos días pero tal vez es normal que sólo uno o dos días.  Pero tendremos este sistema en el lugar ahora para diciembre, enero y mitad de febrero, así que son dos meses y medio. Hemos traído un gran número de empleados sólo durante este tiempo para eso.”