Matthew Carter: "Renault y Lotus están trabajando a marchas forzadas"

Pasan las semanas y la compra de Lotus por parte de Renault sigue sin hacerse efectiva, pero desde el equipo de Enstone confían que el anuncio se realice cuanto antes y que están trabajando para llegar  aun acuerdo lo antes posible. Así lo ha declarado el director de Lotus para la web de la Fórmula 1.

image4.img.640.medium (1)

Hace unos días hablábamos del retraso que Red Bull Racing lleva en la construcción de su próximo monoplaza debido a la falta de un motorista, pero la situación del equipo Lotus es aún más incierta. Renault ya ha manifestado en más de una ocasión su intención de comprar parte de la estructura de Enstone, convirtiéndose en el principal accionista del equipo, pero la compra no termina de hacerse efectiva y la temporada se va terminando.

Esta situación no sólo dificulta la situación económica del equipo, que a lo largo de la segunda parte de la temporada hemos visto que han tenido ciertos problemas en algunos grandes premios por fata de pagos, problemas con las empresas logísticas o la denuncia de Charles Pic en el mes de agosto. Al no tener el sí definitivo de Renault, que implicaría que en 2016 llevarían su propulsor, Lotus no puede trabajar en el monoplaza de la siguiente temporada, ya que deben hacer un chasis que se amolde al motor. Un problema similar al que tienen en Red Bull. Y no hay que olvidar que su contrato con Mercedes no continuará en la siguiente temporada ya que su situación del ciente de la marca de la estrella a pasado a Manor.

A pesar de esta complicada situación, el director de Lotus Matthew Carter ha realizado unas declaraciones para la web de la Fórmula 1 en las que habla del futuro del equipo y de la compra de Renault, que no tardará en hacerse oficial:

"Renault emitió una carta de intención, por lo que, detrás de las cámaras, la alta dirección de Renault y la de Lotus están trabajando a marchas forzadas para asegurarse de cerrar el trato. Las cosas están progresando, pero llevan su tiempo". Confío en que el acuerdo va a cerrarse, pero, como he dicho, se necesita tiempo para llegar a ese punto."

Carter también ha hablado del nombre que podría tener el nombre y ya anuncia que si la marca del rombo compra el equipo dejarían que llamarse Lotus, todo el mundo espera que de ser así vuelva el mítico Renault F1 Team aunque habrá que esperar para ver si algún patrocinador decide dar nombre como ya ocurre con Williams:

"El equipo no se llamará Lotus. En este momento, tenemos una licencia para usar el nombre de Lotus y la licencia se daría por terminada. Así que alguien más podría ir a por ese nombre".

Por último, el director de Enstone no ha querido olvidarse de Romain Grosjean, que en su evento de presentación con el equipo Haas no descartó volver algún día a Lotus. El equipo ya está trabajando en el monoplaza de 2017 y Carter confía en que serán competitivos y que podría haber algún hueco para Romain en ese proyecto que para 2018 podría haber solventado sus problemas:

"Será difícil el año que viene arreglar una nueva estructura de equipo. 2017 será un año con cambios radicales en las normativas, así que eso podría significar un gran cambio. Estamos diseñando hoy en día el coche de 2017. Así que creo que 2017 será exitoso"