Sauber espera remontar el vuelo en Sochi

La evolución aerodinámica que los suizos llevaron a Singapur no ha funcionado como se preveía y tratarán de optimizar el paquete durante el Gran Premio de Rusia. McLaren y Toro Rosso volverán a ser rivales complicados para Nasr y Ericsson, que no lograron puntuar en Suzuka.

Morros del C34, listos para los entrenamientos. | Imagen: www.F1.com
Morros del C34, listos para los entrenamientos. | Imagen: www.F1.com

Así llegan los pilotos a Rusia

  • Felipe Nasr: tras lograr un gran arranque de temporada con un 5º puesto en Australia, el brasileño ha seguido demostrando su potencial a lo largo del año, a pesar del bajón de rendimiento del Sauber. Sus 17 puntos actuales suponen casi tres cuartas partes del montante que acumula Sauber en estos momentos, lo que demuestra cómo el rookie se ha echado el equipo a las espaldas a pesar de disputar su primera temporada en la máxima categoría. Su tercera plaza cosechada en Sochi el pasado año con la GP2, le permitirá afrontar con una mirada optimista un Gran Premio de Rusia con un objetivo claro: estar en los puntos.
  • Marcus Ericsson: el inicio de año de Ericsson prometía una temporada dura para un piloto con mucho por demostrar y con un compañero de equipo que estaba siendo mejor que él en cada carrera. No ha cambiado mucho el cuento en la tabla de puntos del mudial, donde el sueco apenas cuenta con 9 unidades, pero sí en cuanto a las sensaciones que desprenden ambos pilotos. Silverstone supuso un punto de inflexión crucial para un Marcus Ericsson que ha conseguido mejores resultados que su compañero en cinco de las últimas seis carreras, motivo suficiente para afrontar la cita de Sochi como un reto personal para alcanzar a Nasr en el mundial.

Así llega Sauber a Rusia

Después de vivir la peor temporada de su historia en 2014, Sauber transita en plena tranquilidad por un 2015 que les está permitiendo afianzarse como antepenúltimo equipo del mundial, con 26 puntos. La mejoría del motor Ferrari les permitió dar un salto cualitativo que experimentó su máxima expresión en Albert Park y que se ha ido desinflando con el paso de los meses. La evolución es el principal problema del equipo Sauber. Su escaso presupuesto origina que sus actualizaciones sean muy puntuales, pero además tampoco resultan demasiado efectivas. Con la evolución de Singapur no llegó el salto deseado y eso se tradujo, posteriormente, en una mala carrera en Japón, donde los de Hinwill rompieron una racha de cuatro Grandes Premios consecutivos puntuando. Las mieles del top-ten son, por tanto, el principal objetivo de la escudería suiza en Sochi, un circuito al que debería adaptarse bien el C34.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Sauber (traducción propia)

Felipe Nasr

"La pista de Sochi es, de nuevo, otro circuito en el que voy a pilotar mis primeras vueltas en un coche de Fórmula 1. Pero ya lo he hecho con la GP2, el año pasado. Tengo muy buenos recuerdos de este fin de semana, después de terminar una de las carreras en el podio. El circuito en sí es un poco una mezcla entre una pista urbana y permanente. Es impresionante que se haya construido en el centro del Parque Olímpico, lo que hace que haya un ambiente interesante. El circuito en sí consiste principalmente en curvas de baja y media velocidad. Por lo tanto, la estabilidad en frenada, así como la tracción son factores muy importantes. Durante el fin de semana vamos a seguir trabajando en la evaluación de nuestro paquete aerodinámico".

Marcus Ericsson

"La temporada pasada, el Gran Premio de Rusia fue mi última carrera con Caterham. La clasificación no fue tan mala, y tampoco la carrera, bastante decente, así que tengo buenos recuerdos de esta pista. Esperemos que la segunda carrera de Rusia sea un fin de semana positivo para mí con el Sauber C34-Ferrari. No obstante, tenemos que trabajar duro para optimizar las actualizaciones que llevamos a Singapur, y tratar de hacer que funcionen mejor. Y, por supuesto, nuestro objetivo es sumar puntos de nuevo".