Carlos Sainz: "Solo quería mi oportunidad, pero él decidió no darmela"

El Gran Premio de Singapur ha sido el más movido de la temporada para Toro Rosso. En una carrera donde los puntos estaban más a tiro que nunca, la mala suerte se cebó tanto para Verstappen como para Carlos Sainz. Sin embargo, los rookies han conseguido volver a los puntos, con algo de polémica al final de la carrera debido a que Max Verstappen desobedeció de forma reiterada las órdenes del equipo para que dejase pasar a Carlos para que este intentase el adelantamiento.

Carlos Sainz en el Gran Premio de Singapur

Así se van los pilotos de Singapur

  • Max Verstappen. El piloto holándes comenzó la carrera quedándose totalmente parado en la salida, teniendo que ser remolcado por sus mecánicos hasta el pitlane y viéndose a afrontar la carrera con una vuelta perdida desde la primera vuelta. Este contratiempo en otro circuito podría haber sido definitivo, pero en Singapur siempre existe la posibilidad de que salga un coche de seguridad y esta posibilidad ha sido la que ha dado la oportunidad de volver la carrera, ya que con la salida del primer coche de seguridad Max se volvía a poner en el grupo. Los sucesivos abandonos, Hamilton, Massa y Alonso, unidos al buen ritmo de su monoplaza y al caos producido por el segundo coche de seguridad, provocado por un espontáneo en la pista, metían a Verstappen en la lucha por los puntos y con superioridad táctica debido a sus neumáticos. Con neumáticos más rápidos y más frescos, los Toro Rosso se pusieron a adelantar monoplazas llegando desde la 12º posición hasta el 8º puesto, dónde la polémica estalló. Desde el muro pidieron a Verstappen que dejase pasar a Carlos Sainz, que venía con ruedas más frescas para que este intentase adelantar a Pérez al que Max no podía sobrepasar. La respuesta de este fue un categórico no, que habrá que ver si trae consecuencias en el futuro. Verstappen se va de Singapur en la 11º posición del Mundial, empatado con Hülkenberg en esa posición con 30 puntos.
  • Carlos Sainz. Al igual que su compañero de equipo, Carlos tuvo problemas graves en el transcurso de su carrera. Sus problemas llegaron en la primera parada, dónde tuvo que alargarla más de la cuenta debido al tráfico que había en el momento de su salida a la calle de boxes. Pero más grave fue el fallo de software que sufrió durante las vueltas detrás del primer coche de seguridad, y que le obligó a realizar un reseteo de su monoplaza, con lo que en el momento del relanzamiento de la carrera se encontraba en la cola del pelotón. Con el segundo coche de seguridad el madrileño volví a tener opciones de puntuar y al igual que su compañero optó por las ruedas más rápidas para ir al ataque en el último tercio de la carrera, brindando unos adelantamientos realmente espectaculares. Tras la negativa de su compañero de equipo de dejarse abandonar, Carlos terminó la carrera en la 9º posición, empatando de esta forma con Fernando Alonso en la clasificación del Mundial con 11 puntos en la 16º posición.

Así se va Toro Rosso de Singapur

Toro Rosso se va de Singapur con un sabor de boca más agrio que dulce. Pese a la tremenda exhibición de sus pilotos, siendo de los más destacados en el día de hoy, y pese a puntuar con sus dos monoplazas, acercándose a 9 puntos de Lotus, sumando 41 y superando el récord de puntos de la escudería (conseguido por Buemi y Alguersuari), la bronca entre ambos pilotos traerá cola. La desobediencia de las órdenes de equipo de Verstappen deja en una situación complicada a todos. A la escudería, porque deberán imponer su autoridad frente a un piloto con un entorno difícil. A Verstappen porque su buen rendimiento en pista se ve eclipsado en ocasiones por su comportamiento pueril (la edad no perdona). Y a Carlos Sainz, porque, pese a no haber hecho nada mal hoy, se ha llevado un palito de Tost para defender la desobediencia de las órdenes de equipo a Max, equipo que dirige él, por cierto. Habrá que ver como transcurren las cosas, pero la guerra entre ambos pilotos ha quedado abierta. Las palabras de Carlos Sainz son claras: "He dejado pasar a Max 3 veces este año. Le han pedido 3 veces que me deje pasar y no lo ha hecho".

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de f1.com, traducción propia

Max Verstappen

Fue una carrera increíble, me divertí mucho. Después de quedarme parado en la salida pensé que todo había terminado, ya que fui empujando a la calle de boxes y volví a la carrera una vuelta atrás... Pero continué empujando y terminar octavo es fantástico. Mi ritmo fue bueno y de nuevo me divertí adelantando. No creo que hubiese razón para dar mi posición después de ir desde el principio una vuelta por detrás para volver a los puntos, pienso que me merecía el octavo puesto.

Carlos Sainz

Ciertamente fue una carrera memorable. Tuve una buena salida, con buen ritmo al principio y la estrategia estaba funcionando bien. De repente, durante el reinicio de la carrera del primer coche de seguridad , mi caja de cambios entró en neutral y me encontré al final de la parrilla. Luego, empecé a adelantar y me divertí mucho, escalando hasta la novena posición, detrás de Max que estaba apretando a Pérez. Después de verlo adelantar diez vueltas, pensé que quizás podría intentarlo durante una vuelta, y si no hubiese sido capaz le hubiese devuelto la posición a Max. Solo quería mi oportunidad, pero él decidió no dármela. Es algo que tenemos que hablar como equipo, pero en general tengo que decir que estoy muy feliz de terminar en los puntos de nuevo. Continuaremos empujando, la próxima carrera en Japón es dentro de solo siete días.