El rey de la velocidad llega a su templo

Lewis Hamilton afronta el Gran Premio de Italia con energías plenas tras su victoria en Spa-Francorchamps. El templo de la velocidad probará la ambición de un Rosberg herido que no consigue poner contra las cuerdas a su compañero en la presente temporada. Mercedes intentará mantener a raya a una Ferrari con cambios en su Gran Premio.

Hamilton, en su llegada a Monza |Imagen: www.skysports.com
Hamilton, en su llegada a Monza |Imagen: www.skysports.com

Así llegan los pilotos a Italia

  • Lewis Hamilton: su Gran Premio número 50 con Mercedes llega este fin de semana en el momento idóneo, tras dar carpetazo a un verano que se ha saldado con tres victorias en cinco carreras. El inglés espera repetir dominio ya desde el sábado, una jornada en la que el bicampeón no ha encontrado oposición desde el Gran Premio de España. Los números y las estadísticas siguen aumentando para Hamilton en una temporada que, salvo sorpresa, debería concluir con su tercer campeonato de pilotos. Tras su recital en Spa, el de Mercedes ha ampliado la ventaja sobre Rosberg, que ahora asciende a los 28 puntos. Más de una carrera de ventaja, por tanto, entre ambos pilotos, que no están ofreciendo la cara beligerante de la pasada temporada. Pase lo que pase, el británico seguirá liderando el mundial después de la cita con el templo de la velocidad, un circuito que le ha visto subir a lo más alto en dos ocasiones.
  • Nico Rosberg: Tras su convincente 2014, el alemán vive una temporada 2015 sin oportunidades de soñar con lograr el campeonato. Su incapacidad para hacer sombra a Hamilton ya ha acabado con la esperanza de voces influyentes en el paddock, que consideran al de Mercedes un número dos. Jacques Villeneuve o Edie Jordan son algunos de esos hombres de poca fe, que han reconocido ver a Rosberg como un piloto derrotado ante un Hamilton crecido. Spa refrendó esa idea, con una pésima salida del alemán, que condicionó totalmente sus aspiraciones en carrera. Tras el error que le costó la victoria el año pasado en Monza, el trazado italiano vuelve a ofrecerle una oportunidad para acercarse a Hamilton en el mundial y, también, para volver a convencer. No tiene, al menos, la presión de un Sebastian Vettel que ya se descuelga a 39 puntos de un subcampeonato casi adjudicado a Rosberg. Mirar más allá dependerá de lo que ocurra próximamente, empezando por el vetusto autódromo.

Así llega Mercedes a Italia

El circuito más rápido, para el coche más veloz. Esa es la mentalidad con la que Mercedes afronta la cita del Gran Premio de Italia. Las largas rectas de Monza les permiten llegar con optimismo dada la potencia de su motor, pero también contribuyen a ello las buenas maneras del W06 en tracción a la salida de las curvas, punto fundamental que puede marcar la diferencia con respecto a Ferrari. Los de Maranello corren en casa y se postulan como el principal rival para Mercedes, teniendo en cuenta que además montarán un motor evolucionado para la ocasión. No preocupan en Brackley, sin embargo, las mejoras de los coches rojos que, a corto plazo, seguirán claramente por detrás de Mercedes y sin posibilidades de arrebatarles el mundial de constructores. 426 puntos frente a 242, ponen de manifiesto la tiranía de la escudería de la estrella este año, en el que tienen todas las papeletas para volver a conquistar el territorio de Ferrari.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web de Mercedes (traducción propia)

Lewis Hamilton

"Spa fue un fin de semana muy positivo para mí. Me sentí cómodo y fue realmente estupendo conseguir una victoria en un circuito tan histórico. Ahora vamos a Monza, un circuito increíble y con los fans más apasionados que pueden verse en cualquier parte del mundo. Estuve aquí a principios de año con Stirling Moss pilotando un viejo Mercedes W196 y fue una gran experiencia. Probar esa sensación me ayudó a entender lo que sentían los pilotos de antes y comprendí por qué Monza se convirtió en un lugar tan legendario. Sigue siendo hoy en día un gran reto, también. Rápido, pero realmente técnico al mismo tiempo. Con fuertes frenadas y grandes 'kerbs' para que vayamos por la trazada buena. Correr en Italia me trae un montón de buenos recuerdos y me encantaría añadir más este fin de semana, así que ese es el objetivo".

Nico Rosberg

"La carrera de Spa fue definitivamente decepcionante. Mi salida no fue buena, así que tengo que trabajar en eso y también en la búsqueda de esas décimas adicionales en la clasificación para volver a estar arriba. Sé que puedo conseguir la pole y ganar carreras todos los fines de semana, gracias a esta esta increíble máquina que el equipo ha construido. Monza está cerca y no puedo esperar a probar la flecha plateada de este año allí. Estoy seguro de que se adaptará a nuestro coche y es un circuito que realmente me hace disfrutar, así que tenemos todos los ingredientes para pasar un buen fin de semana. Estoy seguro de que los tifosi querrán que un coche rojo llegue al escalón más alto, pero, sea cual sea el resultado, sabes que el ambiente va a ser increíble. Estar en el podio el año pasado fue una gran experiencia y el objetivo es dar un paso más en esta ocasión".