La familia de Bianchi pierde la esperanza

El padre del piloto Jules Bianchi, Philippe Bianchi, ha concedido una entrevista al diario "France Info" en donde afirma que la familia es cada vez "menos optimista" sobre la salud del piloto.

Jules Bianchi

Philippe Bianchi, padre del piloto de Fórmula Uno Jules Bianchi, reconoce que se siente "menos optimista" sobre la salud de su hijo, que sigue en coma en un hospital de Niza después del terrible accidente del pasado 05 de octubre en el Gran Premio de Japón.

"Es una tortura diaria", explica Philippe en una entrevista a un medio francés. "A veces sentimos que nos volvemos locos porque es peor que si se hubiera muerto porque no podemos ayudarle más allá de lo que está en nuestras manos", sentencia.

Además, afirma que a medida que va pasando el tiempo las esperanzas se van perdiendo. "El tiempo pasa y ahora soy menos optimista que dos o tres meses después del accidente, cuando esperábamos una evolución mejor". También cree que si sale del coma puede tener "más complicaciones" ya que encontrarse con grandes discapacidades "no es lo que él querría. Ya habíamos hablado de eso. Nos dijo que si tenía un accidente como el de Michael Schumacher y se quedaba sin pilotar, le costaría mucho aceptarlo, porque era su vida", mantiene.