La lluvia regala un podio a Vettel

El alemán, perdido durante la carrera, acertó de pleno con la estrategia para subirse al tercer escalón del podio. Räikkönen arriesgó montando intermedios antes de tiempo y tiró por tierra su buena actuación con un 8º lugar. El resultado de Vettel maquilla el paso atrás de Ferrari con respecto a Williams.

Vettel celebrando el tercer puesto. | Imagen: www.f1.com
Vettel celebrando el tercer puesto. | Imagen: www.f1.com

Así se van los pilotos de Gran Bretaña

  • Sebastian Vettel: a diferencia del buen arranque de los Williams, Ferrari suspendía en los primeros metros de carrera. El alemán perdía una posición aunque con el paso de las vueltas no sería la única. Tras la salida del safety-car y el relanzamiento posterior de la carrera, Vettel era adelantado por Daniil Kvyat y Sergio Pérez. Momentos duros, por tanto, para el tetracampeón, que se encontraba en tierra de nadie y sin opciones de alcanzar al lento grupo delantero, frenado por el líder, Felipe Massa. Tras recuperar la posición con Pérez, el alemán hacía su parada en la vuelta 15 y alcanzaba el sexto puesto en el ecuador de la carrera. Sin embargo, el momento cumbre no llegaría para él hasta la vuelta 39, cuando, con la ayuda de la lluvia, conseguía adelantar a Kimi Räikkönen y decidía mantenerse en pista aguantando con gomas de seco, dada la incertidumbre sobre la incógnita meteorológica que vivían todos los pilotos. Con la vuelta de otro chubasco más amenazante, el de Ferrari paraba, junto con Hamilton, y montaba un juego de intermedios con prontitud, decisión que le iba a permitir adelantar a los Williams y cruzar la bandera a cuadros en tercera plaza. Siempre detrás de su compañero y perdido en carrera, el alemán ha enmendado su mal fin de semana con una estrategia impecable que le permite mantenerse tercero en el mundial de pilotos con 135 puntos.
  • Kimi Räikkönen: tras un fin de semana impecable para el finlandés, la carrera iba a convertirse en un suplicio para él ya desde la salida. Hülkenberg se le colaba en los primeros metros y le relegaba a la sexta plaza. En la vuelta 14, el de Ferrari cumplía su primer paso por boxes para poner neumáticos duros y se iba a colocar 5º gracias a su buena estrategia. La llegada de la lluvia impedía, sin embargo, que el finlandés disfrutase de una carrera tranquila y placentera. Con gomas de seco, su SF15-T empezaba a perder grip e incluso sufría un trompo en plena recta de meta, lo que le obligaba a parar para montar un juego de intermedios. Su precipitación, sin embargo, iba a resultar equivocada ya que el verdadero chaparrón caería vueltas más tarde. Rodando en 1:50's y perdiendo posiciones con unas gomas convertidas ya en slicks, el de Ferrari entraba por última vez en boxes y montaba otro juego de neumáticos intermedios con el que iba a terminar la carrera en 8ª posición. Las malas decisiones del campeón del mundo, al que también da últimamente la espalda la suerte, han evitado que pueda convertir en buenos resultados el trabajo de todo un fin de semana en el que ha superado a Vettel en todas las sesiones previas a la carrera. Con 76 puntos, el finlandés pierde la cuarta posición del mundial con Valtteri Bottas, el hombre que sigue acechando su puesto en Ferrari por el que va a tener que seguir haciendo buenas actuaciones próximamente.

Así se va Ferrari de Gran Bretaña

60 puntos por delante de Williams y 160 por detrás de Mercedes. Esas son las distancias con las que Ferrari mantiene su segunda plaza en el Mundial de Constructores, pero la realidad en cuanto al rendimiento de los monoplazas rojos empieza a ser bien diferente. Su posición de comodidad con los Williams y de acecho a las balas plateadas ha cambiado por un panorama en el que comienzan a sentir con frecuencia el aliento del equipo de Grove en la nuca. La carrera y el fin de semana, en general, en Silverstone no ha sido una excepción sino una constatación empañada por la llegada de la lluvia, que propició una oportunidad pintiparada para un Sebastian Vettel desaparecido de la cabeza de carrera. Un resultado que no es suficiente para maquillar las malas sensaciones de esta nueva involución de Ferrari, que deberá afrontar, de nuevo, un verano en busca de respuestas que les permitan encontrar la solución para no tener que volver a andar el camino recorrido.

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web oficial de Ferrari (traducción propia)

Sebastian Vettel

"Hice una mala salida, perdiendo posiciones en el inicio. En la reanudación, después del coche de seguridad, recuperé una plaza tras perder dos previamente. En ese momento parecía imposible subir a las posiciones de cabeza, un poco como todo el fin de semana. Pero entonces hemos sido capaces de recuperar haciendo una estrategia agresiva. Estaba en contacto con el equipo todo el tiempo y no fue fácil tomar la decisión correcta cuando empezó a llover. La decisión de entrar en boxes fue tomada en el momento perfecto y pude terminar la carrera en el podio. Lo siento por la gente que se ha mojado, pero la lluvia nos ayudó hoy. Al final el podio es bien merecido, porque hemos tomado la decisión correcta en el momento adecuado. Williams ha dado un paso hacia adelante, pero no hemos encontrado el ritmo este fin de semana; Hay muchas cosas que tenemos que entender rápidamente. Estos neumáticos duros no nos favorecen, pero es lo mismo para todos, así que no hay excusas. Si nos fijamos en la diferencia de los dos primeros coches te das cuenta de que era más grande de lo normal, así que depende de nosotros mejorar a tiempo para Hungría".

Kimi Räikkönen

"En la primera parte de la carrera nos quedamos atrapados detrás de Hülkenberg: era demasiado rápido en las rectas, que es en los puntos en los que se puede adelantar, mientras que a nosotros nos faltó un poco de velocidad. Es una pena, porque el coche iba bien durante toda la carrera, mucho mejor que ayer. Cuando empezó a llover fuertemente, la pista estaba muy resbaladiza, especialmente en las curvas 7 y 8 así que tomé la decisión de entrar en boxes para poner neumáticos intermedios, pero luego dejó de llover. Probablemente me decidí a cambiar neumáticos tres o cuatro vueltas antes de tiempo. En general, este tipo de pista no se adapta a nuestro coche, pero es algo que tenemos que trabajar".

Maurizio Arrivabene, Jefe de Equipo

"En general no estoy contento con este fin de semana, porque tenemos que ser honestos: si la carrera hubiera sido en seco del todo, el resultado habría sido muy diferente. Me complace Sebastian, porque ha demostrado una vez más ser capaz de entrar en boxes en el momento perfecto y luego hizo una obra maestra en la pista, superando al Williams. Estoy satisfecho por la excelente estrategia de carrera. Ahora debemos seguir adelante con humildad y sin perder la cabeza, porque conseguimos el tercer lugar gracias a un gran piloto y a una gran estrategia, pero también a un gran coche. Los chicos que trabajan en la estrategia son muy buenos, pero en el caso de la lluvia, la decisión final sobre cuándo parar en boxes recae en el piloto. En el caso de Kimi, que tenía una estrategia idéntica a la de Seb, él sintió que tenía que parar. Si la lluvia hubiese caído con más fuerza, tal vez hubiera ganado la carrera. Pero debemos ser honestos y admitir que aquí el Williams era más fuerte".