Mercedes llega a Mónaco para seguir dominando

La escudería alemana llega a la sexta carrera de la temporada como la única candidata a la victoria. Los dos pilotos de Mercedes esperan, como siempre, llevarse la victoria, Hamilton para celebrar su ampliación de contrato y Rosberg para ganar en su casa por tercera vez consecutiva.

Rosberg consiguió superar a su compañero y llevarse la victoria en Montmeló | Foto: AFP
Rosberg consiguió superar a su compañero y llevarse la victoria en Montmeló | Foto: AFP

Así llegan los pilotos a Mónaco

  • Lewis Hamilton: El inglés quiere olvidarse de su segundo puesto en Montmeló con una buena carrera en por las calles de Mónaco, donde espera quitarse ese mal sabor de boca y subir al escalón más alto del podio. Llega a Mónaco después de renovar hasta 2018 con Mercedes, por lo que espera celebrarlo con la victoria. Lidera el campeonato con 111 puntos, 20 más que su compañero de equipo.
  • Nico Rosberg: Consiguió su primera victoria de la temporada en Montmeló, y quiere repetir de nuevo en Mónaco. Lleva ganando dos años consecutivos en el Principado, y espera volver a repetir de nuevo esta temporada. Además, correr en Mónaco supone una motivación extra para el alemán, que ha vivido allí la mayor parte de su vida. En la lucha por el título, cuenta con 91 puntos, y se encuentra a 20 puntos de su compañero.

Así llega Mercedes a Mónaco

Mercedes llega a la carrera en el Principado después de un nuevo doblete, el tercero consecutivo. Después de la carrera en Malasia parecía que Ferrari podía ponerle emoción a las carreras y al campeonato, pero los 45 segundos a los que llego Vettel de Rosberg en Montmeló hacen, de momento, que continúe el dominio de la escudería alemana.

Expectativas del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web formula1.com (traducción propia)

Lewis Hamilton: “No tuve el mejor fin de semana en Barcelona, así que haber acabado segundo está bien en cuanto a limitación de daños, y eso supuso otro gran resultado para el equipo. Ahora estoy totalmente concentrado en Mónaco, la carrera que todo el mundo espera y una que especialmente me gusta. Es el mayor reto del año para un piloto y, cuando lo haces bien, esa sensación es difícil de superar. Conseguir un buen ritmo desde el comienzo en los entrenamientos es muy importante, ya que necesitas sentir el ritmo en el circuito. Tienes que ser perfecto en cada punto, ya que el mínimo error puede arruinar tu fin de semana. Se trata de habilidades puras al volante que, para mí, es lo que lo hace tan especial. Como en España, es otro circuito en el que no he tenido mucha suerte en el pasado, pero no quiero recordar lo que hice en el pasado o en hacer predicciones. Estoy aquí para aprovechar este fantástico coche, y dar lo mejor de mí, como siempre

Nico Rosberg: “Tuvimos un fin de semana perfecto en España, personalmente para mí, y fue bueno recortar unos pocos puntos. Aún queda un largo camino en esta temporada, así que queda todo por lo que luchar, solo lo estoy llevando carrera a carrera. Ahora llegamos a Mónaco, el evento más legendario, emocionante y complicado del calendario. Durante todo el fin de semana, el ambiente es muy especial. Es mi carrera de casa; es extraño simplemente caminar o ir en motor al circuito, pero también es genial poder dormir en tu cama cada noche. El circuito en sí tiene unas características de configuración únicas, y evaluamos algunas de ellas en los test de Barcelona, ya que el último sector tiene muchas curvas estrechas que son bastante representativas. El coche fue muy bien, así que me siento optimista y preparado para la siguiente carrera

Toto Wolff: “El fin de semana en Barcelona fue muy bueno, y los pilotos realizaron un trabajo perfecto en la carrera. Ya vimos que las cosas estuvieron reñidas entre ambos el año pasado, y creo que veremos más de lo mismo en 2015. Son mentalmente fuertes, persistentes y odian perder; ellos luchan el uno contra al otro todo el tiempo para aumentar su rendimiento, y eso aumenta también el rendimiento de todo el equipo. Vimos en España que el coche tenía una buena ventaja en el tercer sector, así que llegamos a Mónaco con optimismo. Es un fin de semana complicado para el equipo, los pilotos y el coche y, por supuesto, el mayor espectáculo de la Fórmula 1. Para ser rápido el domingo necesitas un fin de semana sencillo con mucho tiempo en la pista, para que los pilotos se adapten y ataquen los límites