Este miércoles 9 de abril se ha dado a conocer el cierre de la empresa Marussia Motors, propietaria hasta el momento de la escudería anglo-rusa Marussia F1.

1911930_618328241556334_1063958918_n

Después de que a finales de 2010 la empresa automovilística Marussia Motors comprara la escudería Virgin Racing, que debutó en 2010 en la competición, los rusos han ido desarrollando su proyecto en la Fórmula 1 junto con la construcción de superdeportivos como el "Marussia B2". Pero tras no conseguir ni un sólo punto en el campeonato y que la producción no diera los resultados deseados, la marca moscovita ha decidido cerrar y así lo ha declarado:

"Las noticias son desafortunadas para aquellos afectados y deseamos a sus empleados que les vaya bien en el futuro. El proyecto del superauto fue ambicioso, pero es decepcionante que no pudiera llegar al mercado"

Ahora el equipo pasará a estar controlado por Marussia Communications, pero este cambio no provocará problemas en la escudería, tal y como ha declarado Nikolai Fomenko a la agencia RIA:

"No hay impacto en las operaciones del equipo de F1. No hay vínculos entre las dos compañías ni financiero ni técnico. La escudería es un negocio independiente desde hace algún tiempo".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.