Caterham, con la cabeza alta

Pese a que Caterham fue una de las gratas sorpresas de la jornada de calificación del sábado cuando el japonés Kamui Kobayashi logró el hito histórico de pasar a la Q2 cuando no habían rodado apenas una vuelta un día antes, no ha podido tener peor comienzo y se marcha de Australia absolutamente de vacío.

marcus-ericsson-gp-australia 2Y es que, como dice el refrán, poco dura la alegría en la casa del pobre puesto que el japonés, imagino que al grito de "Banzai!"arrancó como alma que se lo lleva el diablo. Sin embargo, su ímpetu sólo le dio para llegar a la primera curva, donde se topó con la trasera del Williams de Felipe Massa, al que arruinó su carrera, al tiempo que su propio monoplaza acabó destrozado en la escapatoria, con el morro hecho trizas.

El hecho fue tan grave -y peligroso- incluso motivó una investigación por parte de los comisarios al finalizar la carrera. Sin embargo, lo que pareció una salida agresiva que se saldaría con una sanción de órdago, se quedó en nada al demostrarse por el equipo que todo se debió a un problema con los frenos del Caterham.

Por su parte, Marcus Ericsson se mantuvo en tierra de nadie, llegando incluso a rodar en 13ª posición durante el primer stint. Sin embargo, su Caterham CT05 sufrió un problema con la presión del aceite, que hizo bajar el nivel del lubricante en el motor a niveles alarmantes.

Esto motivó que desde el equipo malayo obligase a mandar detener al monoplaza durante la vuelta 23, mandando al traste las opciones de haber acabado hoy y superar a su gran rival, Marussia, al que tenía controlado hasta el momento de la avería.

marcus-ericsson-gp-australia

Así se van los pilotos de Australia

Kamui Kobayashi: "No es así como yo quería que fuese mi primera carrera y lo siento por el equipo y, sobre todo por Felipe (Massa) ya que nuestras carreras terminaron temprano. Tuve un muy buen comienzo, pero luego en la primera curva me toqué con Felipe. Todos los datos demostraron que sufrí un problema con el sistema de frenos que obviamente significaba que no pude hacer nada para evitar el contacto.

Cuando llevamos el coche de nuevo a boxes se vio en la información que estaba claro que ése fue el problema. Después de la carrera me fui a los comisarios y les facilitamos todos los datos del coche y confirmé que era el caso. Ahora tenemos una mirada mucho más cercana a lo que causó el problema y nos hemos asegurado que lo arreglaremos".

Marcus Ericsson: "Aunque mi primera carrera en la Fórmula 1 terminó con un abandono, me siento orgulloso de la forma en que hemos luchamos hoy. Ha sido un fin de semana muy difícil en general, uno de los más difíciles en mi toda mi carrera, pero en las primeras vueltas hemos podido mostrar un poco del potencial que tenemos, cuando pasé a Sutil y estaba corriendo bien en la 12ª posición.

Mi primera parada en boxes fue muy bien, pero luego, por desgracia un problema en la presión de aceite problema nos obligó a detener el coche. No sabemos todavía cuál fue la causa pero estoy convencido de que si no hubiésemos tenido esa avería creo que habríamos terminado por delante del Marussia, pues me ví bastante cómodo delante de Chilton hasta el momento del abandono".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.