Sabor agridulce en Mercedes pese a la victoria

Fuente: f1.com
Fuente: f1.com

La escudería Mercedes se llevó la victoria en el primer GP del año, tal y como se había escrito el guión. Sin embargo, el ejecutor de la victoria no fue el esperado ya que casi todo el paddock apuntaba a Lewis Hamilton como el gran favorito para hacerse con la victoria, debido a su buen ritmo en pretemporada y a la pole conseguida el sábado.

Pero esta temporada es una mala compañera de apuestas, y el inglés se vio obligado a abandonar a las pocas vueltas de comenzar la carrera, despertando del sopor propio de la hora, y ayudado por el bajo ritmo de la carrera, a los espectadores en sus casas. Una comunicación de radio indicándole que debía abandonar para salvar el motor se sucedía de otra comunicándole que siguiese, para que finalmente el inglés entrase en el pit lane para terminar su carrera.

Mientras tanto, su compañero de equipo, que se había puesto primero tras una salida fulgurante empezaba a tirar y aumentaba la distancia con su más inmediato perseguidor, Ricciardo, hasta una distancia insultante para el resto de pilotos. Ni siquiera la salida del coche de seguridad supuso un problema para el alemán, que en una vuelta le sacó más de un segundo al resto. Una carrera ideal para el alemán, que se convierte en el primer líder de este Mundial.

 

Así se van los pilotos de Australia

  • Lewis Hamilton:  un duro inicio de Mundial para el inglés, que tan solo ha podido rodar tres vueltas en la primera carrera del Mundial. Sin embargo, y pese a no puntuar, Lewis se va contento tras comprobar como tiene un monoplaza con el que luchar por su segundo título de pilotos.
  • Nico Rosberg: el alemán se convierte en el primer líder del Mundial, y a su vez se convierte, junto a Massa, en el único piloto no campeón del mundo que ha conseguido liderar la clasificación. Año fundamental para Nico, que se enfrenta a una oportunidad única de ascender en su estatus dentro de la parrilla.

 

Así se va Mercedes de Australia

Tenemos sustituto para Red Bull. La escudería alemana ha demostrado tener un monoplaza inalcanzable para el resto, al menos de momento. El motor de las flechas plateadas es el más potente con diferencia y tan solo fallos de fiabilidad pueden apartarlos de la cabeza. De hecho, hoy se les ha escapado un más que posible doblete por un fallo en el motor de Hamilton. Tienes motivos para estar contentos y orgullosos, son la referencia, y no serán fáciles de alcanzar.

 

Impresiones del Gran Premio

Declaraciones extraídas de la web oficial de Mercedes

Nico Rosberg: "Ha sido un día increíble para nosotros. Iniciar la temporada con una victoria es increíble y tengo que dar las gracias a todo el mundo que estuvo involucrado en la construcción de nuestro coche durante el invierno. Siempre soñé con tener una flecha plateada fuerte y ahora parece que la tengo. En carrera, todo salió perfectamente para mí. Mi salida fue genial y fui capaz capaz de empujar a partir de ahí hasta el final, con nuestro consumo de combustible bajo control. Sin embargo, a pesar de nuestro éxito hoy, también sabemos que todavía hay mucho trabajo que hacer. Vimos el fin de semana que la fiabilidad es aún motivo de preocupación que nos impidió tener un buen final con los dos coches. Tenemos dos semanas para mejorar eso. ¡Tengo muchas ganas de Malasia y me gustaría volver a correr mañana!"

Lewis Hamilton: "Mi salida no fue muy buena hoy y tuve mucha menos potencia de lo habitual al iniciar la carrera, por lo que fue inmediatamente obvio que algo andaba mal. Parece que sólo tenía cinco cilindros, y mientras que yo quería seguir adelante, tuvimos que jugar sobre seguro y guardar el motor. Es una pena, pero así son las carreras y nos vamos a recuperar de esto. Tenemos un gran coche y un gran motor, y el ritmo era muy fuerte hoy como Nico demostró claramente. Mis felicitaciones a él y al equipo para lograr la victoria, es un resultado fantástico para nosotros. Por supuesto que estoy decepcionado con mi propia carrera y cuando pienso en todo el trabajo que ha ido hacia atrás en nuestras fábricas, es difícil tener un buen recuerdo. Sin embargo, hemos hecho un trabajo increíble para llegar hasta aquí, para estar en la parte delantera y ser tan competitivo, y vamos a recuperarnos y aprender de esto. Hay un largo camino por recorrer en esta temporada".

Toto Wolff, jefe de equipo: "Fue un día de luces y sombras para nosotros. Nico hizo un trabajo perfecto esta tarde: una gran salida y una carrera muy controlada todo el camino hasta la última vuelta. Entregó el rendimiento del coche cómo lo necesitaba y cuando lo necesitaba y se llevó una victoria muy completa y merecida. Por otro lado, nos decepcionó perder Lewis tan temprano después de un fallo de encendido del cilindro que le obligó a retirarse. Él había hecho todo bien este fin de semana hasta ese momento y era una situación fuera de su control. Sabemos que la fiabilidad será crucial para esta larga temporada y vamos a trabajar duro para mejorar la situación de carrera en Malasia. Por último, esta victoria tiene un significado muy especial para nosotros, también. Me gustaría dedicárselo a Michael, que ha estado en todos nuestros pensamientos este fin de semana. Él seguirá luchando, como sólo él sabe hacerlo, y le estamos enviando todas nuestras fuerzas hoy".

Paddy Lowe, director técnico del equipo: "La carrera de hoy consistía en entregar todo el potencial que habíamos demostrado en las pruebas y en el trabajo duro que se ha puesto en este proyecto desde sus inicios. Fue fantástico conseguir la victoria en nombre de los cientos de personas en Brackley, Brixworth y Stuttgart que han contribuido a nuestro rendimiento a lo largo de varios años. Una mención especial debe ir a Ross. He llegado relativamente tarde a esta campaña y me gustaría darle las gracias por el aporte que hizo en los años previos a este pumomento, que ahora podemos aprovechar. Fue muy decepcionante para todos nosotros que Lewis no fuese capaz de convertir su pole position en una victoria, pero este es un día para centrarse en nuestro éxito en lugar del fracaso. Sabemos que esta temporada va a ser más una maratón que una carrera de velocidad y la fiabilidad jugará un papel decisivo. Después de tomar un momento para saborear esta victoria, trabajaremos duro para mejorar aún más para la próxima carrera en Malasia".

 

Notas del autor

¿Estamos ante el nuevo Brawn o el nuevo Red Bull? Por el bien del espectáculo, esperemos que no. Y seguro que Ecclestone, por el bien de su bolsillo, también espera que no, pese a que se pronuncie públicamente en favor de Nico Rosberg. Otro año de ausencia de lucha por el campeonato, unido a las extravagancias que estamos viendo en la parrilla y durante la carrera, puede hacer que el interés por este deporte caiga a mínimos históricos en casi todo el mundo.

Mercedes no ha hecho nada malo, al contrario, y realmente sería injusto aplicar normas anti-Mercedes si imponen su dominio, pero los aficionados tampoco nos merecemos otro año de carreras donde la emoción y las luchas se producen fuera del podio. La Fórmula 1, como cualquier otro deporte, debe ser de sus aficionados, y si no hay emoción no hay aficionados que vean las carreras. Y sin aficionados que vean las carreras, no hay dinero, para nadie.

¿La solución? De momento que el resto de equipos se pongan las pilas, que para eso cobran, más o menos, sus ingenieros. Y si no lo consiguen, seguro que en el futuro debatiremos sobre que medidas adoptar.