Aunque entraba dentro de lo probable, ni el más pesimista en el seno del equipo Caterham podría haber previsto el descalabro mecánico vivido hoy en la escudería malaya en las dos sesiones de entrenamientos libres de hoy en Australia.

caterham-bahrein-fp2

En una auténtica pesadilla mecánica, los dos monoplazas verdes fueron incapaces de rodar apenas una sola vuelta entre las dos sesiones. En concreto, nada más comenzar la primera sesión de entrenamientos libres, el Caterham CT05 de Kamui Kobayashi sufrió una avería en el sistema de combustible, que le devolvió prácticamente de inmediato a boxes.

Para corregir el problema, hubo que desmontar la unidad de potencia del coche, un trabajo harto laborioso que no se pudo finalizar a tiempo, por lo que el monoplaza del japonés no pudo ser de la partida en la segunda sesión de libres.

Por su parte, Marcus Ericsson vivió un calvario similar ya que, nada más dar la vuelta de instalación en la primera sesión, su monoplaza tuvo un problema eléctrico que obligó a cambiar la batería. A diferencia de su compañero, Ericsson sí pudo saltar a pista para la segunda sesión de libres.

Sin embargo, en esta ocasión el coche sufrió una nueva avería, en este caso una fuga hidráulica y todo el gozo del joven sueco por debutar en el Gran Circo se acabó yendo al pozo de los lamentos ya que tuvo que retornar al box del equipo para no poder volver a rodar más en todo el día.

Por tanto, mucho trabajo tienen por delante en Caterham durante la jornada de hoy para poder tener mínimamente a punto a los dos monoplazas para los entrenamientos de calificación, donde ya no cabrán más probaturas y podremos ver, por fin, cuál será el verdadero potencial de los malayos en este primer Gran Premio de la temporada.

Impresiones de la sesión

Kamui Kobayashi: "Dar una vuelta en las dos sesiones de entrenamientos libres, obviamente, no es una buena manera de empezar la temporada, sobre todo después de que nuestra fiabilidad había sido buena en las pruebas de Bahrein. Afortunadamente hemos identificado los problemas y todos estamos trabajando muy duro para solucionarlos para mañana.

El problema en mi coche tenía que ver con el sistema de combustible. Estaba bien en la vuelta de instalación, pero cuando volví a boxes me percaté de que tenía un pequeño fuego debajo de la cubierta del motor, procedente de una fuga en el sistema de combustible.pagamos el fuego de inmediato, pero cuando nos encontramos el problema y vimos que no podría ser solucionado para encarar los segundos entrenamientos libres, tomamos la decisión de retirar la unidad de potencia, solventar tranquilamente el problema y así poder funcionar adecuadamente mañana.

Apagamos el fuego de inmediato, pero cuando nos encontramos el problema y vimos que no podría ser solucionado para encarar los segundos entrenamientos libres, tomamos la decisión de retirar la unidad de potencia, solventar tranquilamente el problema y así poder funcionar adecuadamente mañana.

A pesar de cómo ha comenzado el fin de semana me siento bastante positivo sobre lo que podría suceder mañana y el domingo y si podemos volver a la fiabilidad de los tests de Bahrein, creo que todavía podemos tener un buen fin de semana".

Marcus Ericsson: "Esta mañana un problema eléctrico con el motor sólo me dejó hacer una vuelta. Al salir de la recta principal me quedé sin potencia aunque pude llevar el coche de vuelta a boxes. Cuando echamos un vistazo nos pareció que era un problema eléctrico que se arregló durante el almuerzo. Por la tarde, al comienzo de la segunda sesión descubrimos una fuga hidráulica en boxes, lo que supuso el final de la sesión para mí y más trabajo para los chicos.

Incluso con la buena fiabilidad hemos construido en Bahrein, llegamos a Australia sabiendo que podría ser un fin de semana difícil y sé que tengo que focalizarme en hacer el mejor trabajo posible y correr como debería. Hay mucho trabajo por delante, pero vamos a hacer todo lo posible para volver a la pista mañana y estaré listo para cuando todo esté arreglado".

Fuente: CaterhamF1.com

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.