Centro de exposiciones Arte Canal de Madrid, 17:00 de la tarde, empieza el recorrido por la vida y obra de una leyenda: Fernando Alonso. Al contrario de lo que pueda parecer, lo que viene a continuación no será una enumeración de lo que allí encontrarán, para eso es mejor verlo y vivirlo en persona.

DSC_0543

Lo que se se pretende contar son los sentimientos y emociones que provoca en un aficionado a la Fórmula 1 el hecho de estar rodeado de una parte de la historia de este deporte para España. Al ver los karts con los que corría de pequeño, a uno se le vienen a la memoria las palabras de Ayrton Senna, que aseguraba que disfrutaba más pilotando en otras categorías, en las que no había presiones económicas ni políticas.

Por supuesto, está presente el primer monoplaza del piloto asturiano en la Fórmula 1. Un Minardi con el que comenzó a asombrar al mundo del automovilismo, si bien la temporada siguiente fue piloto probador, año que Alonso lamenta profundamente.

Al ver el R23, los recuerdos son inevitables: primeros puntos, primera pole, primera victoria...Y siendo el más joven de la historia, récord posteriormente superado por otro grande del momento, Vettel. Ese 24 de agosto en Hungría quedará grabado en la memoria de los aficionados a este deporte: Fernando Alonso se convertía en el primer español en ganar un Gran Premio.

Antes de sus títulos de 2005 y 2006, también tuvimos momentos buenos y no tan buenos. La espectacular salida en Indianápolis, el accidente con Ralf Schumacher en el túnel de Mónaco...Esos momentos parece que fueron ayer mismo tras ver la exposición.

Y no podían faltar los monoplazas campeones, el R25 y el R26, dos coches que no eran sobresalientes, pero que con un notable y el talento de Fernando el automovilismo español logró sus dos únicos títulos hasta la fecha. Consiguió victorias en escenarios únicos como Suzuka, Silverstone, Mónaco...le falta Spa, pero con su talento, seguro que ese reto no tardará en caer.

R25, monoplaza con el que Alonso ganó su primer título

Pero no todo fueron buenos momentos. Sufrimos con el duro año que vivió en McLaren, con las tensiones internas en el equipo, estrategias cuanto menos sospechosas...y la pérdida del campeonato por un sólo punto, el que le sacó su ahora compañero Räikkönen.

Llegó la vuelta a Renault, el regreso del hijo pródigo. ¡Cómo había cambiado Renault! Pasaron de luchar por el título en su último año a sufrir lo que no está escrito para acercarse al podio. Dos nuevos años de sufrimiento por ver a un piloto de su talento con un coche inferior.

F150 ItaliaY al llegar a Ferrari, todos pensamos que el sufrimiento se acabaría, que los éxitos serían una constante, que el ovetense enlazaría récords como Schumacher en un época dorada. Pero, como todos sabemos, no fue así. Estas últimas temporadas han sido difíciles, se han escapado dos campeonatos, pero no debemos olvidar una cosa...

¿Hasta cuándo podremos disfrutar de Alonso? 

No sabemos que nos deparará el futuro cuando el bicampeón decida colgar el mono, no sabemos si llegará otro talento español que nos haga vibrar como lo hace Magic sobre la pista. Por eso mismo, hay que disfrutar cada momento, valorar cada punto, cada podio y cada victoria.

Primer título de Fernando Alonso

Puede que cuando se retire Alonso, no veamos a un piloto español peleando por los títulos hasta dentro de muchos años. Sólo él ha ganado carreras para España, sólo tres pilotos españoles han logrado subir al podio (Alfonso de Portago, Pedro de la Rosa y Alonso), sólo ha habido 13 pilotos españoles en más de 60 años de competición y sólo él ha ganado títulos para el automovilismo español.

Ahora, la Fórmula 1 es el segundo deporte más seguido en España tras el fútbol, algo que hace unos años era impensable. Lo que ocurra en el futuro nadie lo sabe, pero al menos un servidor disfrutará de cada carrera que nos brinde el piloto asturiano, acabe primero o contra el muro.

Porque yo lo tengo claro. Si algún día tengo hijos, les diré: "Yo vi correr a Fernando Alonso".

Fotos: Propias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.