La histórica escudería británica de Fórmula 1, McLaren, ha tenido uno de los peores años que se recuerdan. Inmersa en un cambio estructural que implicó pérdida de talento en varias áreas, la mítica escudería ha pasado de tener uno de los monoplazas más competitivos de la pasada campaña a tener que bregar por sumar puntos de manera constante, en una temporada en la que el MP4-28, su actual monoplaza, vio como involucionaba de lo más alto a la mediocridad en los meses de parón entre la temporada 2012 y 2013. 

Imagen

(Jenson Button a bordo del MP4-28, test de Barcelona, Febrero de 2013)

Año de cambios: De la gloria al infierno

La temporada pasada (2012), McLaren consiguió un monoplaza que fue muy competitivo durante toda la campaña. Sólo los problemas de fiabilidad privaron a los de Woking de que Lewis Hamilton, su hombre fuerte durante dicha temporada, pudiese disputar el título a Fernando Alonso (Ferrari) y Sebastian Vettel (Red Bull).

Pocos podían imaginar que en la temporada 2013, con apenas cambios en la reglamentación, el MP4-28, monoplaza derivado de la base de 2012, fuese a sufrir tanto en términos de rendimiento.

Los problemas de McLaren este año con su monoplaza no están claros del todo, pero se sabe que fue el cambio de suspensión delantera, de push-rod a pull-rod, el que originó un MP4-28 difícil de configurar y desarrollar desde la primera carrera. El diseño, que a ojos del aficionado prácticamente no variaba, comprometía el rendimiento de los de Woking desde el inicio de la temporada, algo que se volvió crónico pese a la mejoría en la segunda mitad del campeonato.

dms1331ja47

(Presentación del MP4-28. Junto al monoplaza se encuentran Sergio Pérez y Jenson Button)

A la problemática del monoplaza, se le sumaban los cambios internos a la escudería británica. Perdían a su piloto referencia, Lewis Hamilton, el cual se iba a Mercedes AMG, y por el cual entraba en la escuadra el mexicano Sergio Pérez, proveniente de Sauber, y en el que se ponían muchas esperanzas y, por tanto, mucha presión. También en el apartado técnico los de Woking tenían pérdidas, como era el caso de Paddy Lowe, su aerodinámico estrella, que también se iba a la escudería alemana.

El resultado de todos estos cambios e inconvenientes es demoledor: McLaren, por primera vez desde 1981, acaba la temporada sin haber subido al podio en una sola ocasión.

Año de los pilotos

  • Jenson Button: el británico ha tirado de galones, ha aprovechado su experiencia para doblegar a su compañero de equipo y ha hecho una meritoria temporada con un monoplaza que era un desastre hasta la mitad de la campaña. Con un 4º puesto como mejor resultado, logrado en la última cita de la temporada (Gran Premio de Brasil, Interlagos), Button acaba la temporada en 9ª posición, con 73 puntos.
  • Sergio Pérez: el mexicano no lo ha tenido fácil. Ha llegado a un equipo donde las exigencias son muy altas, y encima lo ha hecho en una de las temporada más difíciles de los de Woking en los últimos 25 años. El resultado no ha sido demasiado brillante. Excepto por algunos destellos de garra y talento, Pérez ha cuajado una temporada un tanto irregular, con un 5º puesto en India como mejor resultado y por detrás de su compañero, acumulando 49 puntos que le dejan en 11ª posición.

Woking y el reto de 2014

Como ya hemos comentado, ha sido una temporada harto complicada para McLaren, la cual ha terminado 5ª en el mundial de constructores con 122 puntos, una posición a la que no están acostumbrada Whitmarsh y compañía.

El año que viene presenta una de las campañas con más incógnitas de la historia de la Fórmula 1, en la que el cambio de normativa técnica será el principal escollo al que enfrentarse, el cual promete ofrecernos una Fórmula 1 totalmente distinta de la que estamos acostumbrados a disfrutar. La pérdida de capital humano de talento y de financiación por parte de los de Woking les augura un comienzo difícil, aunque se están sentando las bases para un proyecto de envergadura.

Cabe resaltar que el mexicano Sergio Pérez no continuará en la escudería británica la próxima campaña tras un año muy complicado, y que le sustituirá el rookie Kevin Magnussen, una apuesta arriesgada por el talento de McLaren en una temporada donde la experiencia es más crucial que en otras, y que por lo tanto nos obligará a fijar nuestros ojos en las actuaciones del danés.

dms1317jy204

(Kevin Magnussen junto a uno de los ingenieros de McLaren, en los Young Driver Test [YDT] de Silverstone, Julio de 2013)

Tal es el reto de la temporada siguiente, que ante el fracaso de la recién disputada temporada 2013, en el seno de McLaren se están planteando devolver poder a su antigua cabeza en la Fórmula 1, Ron Dennis. De cualquier manera, esta histórica escuadra británica, la segunda más prestigiosa en cuanto a títulos se refiere, será con toda probabilidad una de las más observadas y a tener en cuenta el año que viene, donde se nos viene la que probablemente va a ser, la temporada más apasionante de los últimos años.

(Fotos cortesía de Sutton, fotógrafo de la galería de imágenes de la Página oficial de la Fórmula 1)

@jgarciaillanf1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.