La esperanza de la pretemporada se difuminó enseguida. En 2019, Ferrari tuvo dos pilotos erráticos, un coche insuficiente y unas estrategias deplorables.

La pretemporada de Ferrari

Si las pruebas invernales dieran puntos, otro gallo cantaría para los de Maranello. La pretemporada de Ferrari fue excelente: los más rápidos y los segundos con más vueltas. Metieron tanto miedo a los demás que hasta se lo creyeron.

Sebastian Vettel - Ferrari - Test
Durante los test, Ferrari fue el m√°s r√°pido

Ahora sin Kimi R√§ikk√∂nen y con el joven Charles Leclerc de compa√Īero de Sebasatian Vettel, en Ferrari los √°nimos eran incre√≠bles. Cre√≠an tener el mejor coche y una dupla de pilotos altamente competitiva.

Las sensaciones eran de que el SF90 era hasta medio segundo más rápido que los Mercedes, que estaban a la par con Red Bull. Pero todo se torció nada más llegar Australia.

La temporada de Ferrari

Nada m√°s llegar a Australia, se descubri√≥ todo el pastel. El Ferrari era una bala en las rectas, merced a su filosof√≠a aerodin√°mica y un motor bajo sospecha durante todo el a√Īo. Pero en las curvas se dilu√≠a como un azucarillo en agua. Cuarto y quinto en carrera, problemas de motor para Vettel y primeras pol√©micas con las √≥rdenes de equipo.

En Bahr√©in se mostraron bastante m√°s competitivos: primera l√≠nea para Leclerc y Vettel y ritmazo. Pero una vez m√°s el motor, esta vez para Leclerc, y el primero de los m√ļltiples errores de Vettel en 2019, evitaron lo que parec√≠a un doblete italiano. Leclerc consigui√≥ aguantar el podio, no sin la ayuda de los Renault, que no eran capaces de ayudarse a s√≠ mismos.

La t√≥nica de las dos primeras carreras fue la que marc√≥ la primera mitad de temporada. Lejos, con algunas opciones en los circuitos de alta velocidad punta, pero siempre tir√°ndolas por la borda a √ļltima hora.

Bak√ļ, con la mala gesti√≥n de la posici√≥n de Vettel en pista y el accidente en clasificaci√≥n de Leclerc, Canad√° y el error de Vettel, Austria y la mala defensa de posici√≥n de Leclerc... perfectamente se podr√≠an haber ganado cuatro carreras en la primera mitad del a√Īo. Pero Ferrari lleg√≥ al par√≥n de verano con cuatro poles y dando gracias.

Pero lleg√≥ el verano y Ferrari pareci√≥ encontrar el norte. Seis poles consecutivas, cinco para Leclerc y una para Vettel, dos victorias (B√©lgica e Italia, frente a los tifossi) para el monegasco y la de un alem√°n renacido cual ave f√©nix en Singapur hac√≠an presagiar que las cosas hab√≠an cambiado: Ferrari estaba a la cabeza. Poco dur√≥ el sabor dulce de los italianos: Rusia fue el √ļltimo lugar donde hubo batalla. All√≠, una nueva victoria a la basura entre pol√©mica por √≥rdenes de equipo, estrategias malas y motores rotos. Sochi fue el resumen de toda la temporada.

Ferrari ha terminado subcampeona del mundo de constructores esta temporada, una vez m√°s. Pero si en 2017 y 2018 hubo la sensaci√≥n de poder pelear, en 2019 fueron completamente incapaces. Un paso atr√°s claro de la escuder√≠a m√°s laureada de toda la historia, pero que lleva 11 a√Īos de vac√≠o.

La anécdota de Ferrari

Si hay una an√©cdota que destacar de Ferrari, esta no puede ser positiva. Simplemente, no la merecen. Se podr√≠a destacar la emocional victoria de Leclerc en B√©lgica tras la muerte de Anthoine Hubert, los gritos de j√ļbilo del monegasco en Italia o la victoria de Vettel en Singapur despu√©s de un a√Īo desastroso. Pero la an√©cdota que ha definido la temporada de Ferrari es...

Brasil lo tuvo todo para Ferrari. Un rendimiento pobre comparado con la cabeza y tensi√≥n entre sus pilotos. Pero fue aqu√≠ donde esa tensi√≥n lleg√≥ demasiado lejos. Jug√°ndose el tercer puesto del Mundial, Leclerc ejecut√≥ una maniobra arriesgada y muy agresiva, quiz√°s demasiado para pasar a un compa√Īero de equipo. Vettel, en la siguiente recta, respondi√≥ intentando estrangular a su compa√Īero de forma agresiva... y Leclerc apenas se movi√≥. Toque, pinchazo y ambos fuera de carrera.

El futuro de Ferrari

Un nuevo a√Īo de promesas incumplidas parece que es lo que puede ser el futuro inmediato de Ferrari. Dicen haber identificado el problema del coche y que han trabajado para solucionarlo... y as√≠ desde 2009. Pero 2019 fue un paso atr√°s y ya veremos qu√© es 2020.

Las tensiones de 2019 podrían tener sus consecuencias para 2020. Las relaciones entre Vettel y Leclerc parecen lejos de estar rotas, pero en 2020 bien podría cambiar.

El objetivo de 2020 debe ser un nuevo asalto al t√≠tulo, como s√≠ consiguieron pelear en 2017 y 2018, pero se antoja dif√≠cil. El pr√≥ximo a√Īo deber√≠a ser de transici√≥n: el √ļltimo de contrato de Sebastian Vettel, el √ļltimo del actual reglamento... Pero otro a√Īo m√°s sin luchar ser√≠a un a√Īo m√°s de decepci√≥n para los tifossi... y ya llevan unos cuantos.

Lo mejor y lo peor para Ferrari

ūüĎ欆Lo mejor:¬†Charles Leclerc. Estuvo err√°tico en algunos momentos del a√Īo, pero ni en sus mejores sue√Īos se imaginar√≠a siendo el piloto con m√°s poles de la temporada.

Charles Leclerc - Ferrari

ūüĎ鬆Lo peor:¬†dif√≠cil elegir. Puestos a elegir, la cantidad de oportunidades perdidas. Hubo coche para, al menos, cosechar cinco victorias m√°s. Sin embargo, Ferrari tuvo que conformarse con tres entre problemas mec√°nicos y estrategias fallidas. Sin el coche perfecto, el personal perfecto y los pilotos perfectos, no hay equipo ganador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¬ŅQuieres que te llegue al correo una selecci√≥n de nuestros mejores art√≠culos y alguna que otra sorpresa? √önete a la lista de correo que m√°s te interese.
Holler Box