Suzuki, Peugeot, RMC Motorsport, Kobe Motor, Kumho y Renault han completado seis copas en los Campeonatos de España de Rallyes con 544.300 euros en juego.

Después de once citas de asfalto y siete de tierra, la Real Federación Española de Automovilismo ha cerrado una nueva temporada nacional en los Campeonatos de España de Rallyes de Asfalto y Tierra. Dos certámenes en los que han contado con el respaldo de las marcas Suzuki, Peugeot y Renault, el Concesionario Toyota Kobe Motor, el preparador RMC Motorsport y la empresa Rutas Ciudad Del Sol, que han repartido más de medio millón de euros en premios.

Peugeot Rally Cup Ibérica

Entre las copas que han estado disponibles en el Nacional de Asfalto, la Peugeot Rally Cup Ibérica ha sido la única que también ha visitado el Mundial de Rallyes y el Campeonato Nacional de Ralis (en Portugal). Una monomarca gestionada por el preparador Sport&You con el respaldo de las filiales de la marca francesa en la Península Ibérica, dominada por la dupla formada por Daniel Berdomás y David Rivero.

Peugeot ha querido premiar a sus participantes, más de veinte a lo largo de la temporada, repartiendo premios para los diez primeros clasificados en cada prueba, abonando la mitad en metálico y la mitad restantes en vales para la tienda de Peugeot Sport. Un reparto del que Berdomás ha sido el gran beneficiado gracias a sus buenas resultados, acumulando 11.250 euros en premios, casi el doble de los 6.650 que ha recibido Pep Bassas. Aunque el piloto del RACC ha podido sumar otros 2.000 con dos victorias en el apartado junior, siendo otras dos para Pedro Antunes y las dos restantes para Ruairi Bell.

Además de premiar a los pilotos, Peugeot ha puesto 12.000 euros más en premios para el Campeonato de Equipos, que caído en manos del preparador TRS Racing Team. Este premio no será en metálico, si no que se entregarán en forma de vale para la compra de un Peugeot 208 Rally4 nuevo o un Citroën C3 R5 de segunda mano.

Copa N5 de RMC Motorsport

La llegada de la categoría N5 supuso un gran revulsivo para los campeonatos nacionales gracias a la implicación de la marca Suzuk y del preparador RMC Motorsport, que ha impulsado una copa con sus modelos. Una segunda edición de esta iniciativa en la que se ha superado la veintena de participantes con el objetivo de seguir los pasos de Efrén Llarena, dejando una vibrante batalla entre cuatro pilotos. Alfredo Tamés, piloto de la estructura Llanes Racing Services, ha terminado proclamándose campeón en Madrid junto al copiloto Ramón Suárez.

Si nos vamos al apartado económico, RMC Motorsport ha vuelto a apostar por los premios en metálico por carrera para los cinco primeros clasificados, repartiendo 15.000 euros cada fin de semana. Un reparto del que Juan Carlos Quintana ha sido el gran beneficiado con un total 20.000 euros gracias a su regularidad, siempre entre los cinco primeros y con sólo un abandono en todo el año. Tamés, Dedo y Cima le han seguido de cerca en este repartado con 18.000, 17.000 y 14.000 euros respectivamente. En total, quince pilotos han recibido premios en metálico esta temporada.

Además Roberto Méndez quiere que sus N5 continúen corriendo más allá de la copa y por ello volvió a ofrecer primas de 6.000 euros si alguno de los participantes se alzaba con el Trofeo de España N5, tanto en tierra como en asfalto. Un premio que en 2018 no se repartió pero si este año, gracias al título de Juan Carlos Quintana dentro de la Nacional de Tierra, tomando el testigo de Javier Pardo.

Copa Suzuki Swift

Los pequeños Swift Sport N3 se han convertido en un actor imprescindible en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, y este año la marca llegaba con novedades. Suzuki optaba por cambiar la generación del compacto japonés y apostar por una mecánica turbo, la cual ha conquistado a equipos de toda España con al menos 20 unidades en liza en todas las pruebas, con gran dominio de Óscar Sarabia y Juan Antonio Dertiano; dejando una buena batalla en el apartado Junior, que se saldaba en favor de Pablo Medina y Daniel Hernández/Ariday Bonilla.

Precisamente el ganador de la categoría reservada a los más jóvenes ha sido el que más financiación para la temporada ha encontrado en estas recompensas. Entre los premios por carrera de la general, de la junior, la prima por la tercera posición de la general y la del título en la junior, Pablo Medina habría recibido esta temporada un total de 34.900 euros, siguiéndole de cerca Óscar Sarabia con 34.000 euros. Entre las primeras posiciones de la general, y de este reparto de premios, se han colado también Miguel García (29.200€), Unai de la Dehesa (22.000), Aarón Zorrilla (15.900€) o Fernando Rico (14.600€). 19 pilotos han entrado en este reparto de premios.

Copa Kobe Motor

Si en el asfalto los Suzuki han sido los reyes, en la tierra ese protagonismo ha sido para la copa del Concesionario Toyota Kobe Motor, apostando un año más por los Aygo. Una monomarca que no ha conseguido llegar a la docena de participantes, el requisito que se habían marcado para contar con premios por carrera para los diez primeros clasificados, de modo que en cada fin de semana sólo se han beneficiado cinco equipos, con 3.250 euros en juego.

Después de una apretada lucha, Unai García y Eguzkiñe Enriquez han terminado proclamándose campeones de la copa en la última cita de la temporada, en la que sus resultados también le han servido para recibir hasta 5.700 euros del concesionario madrileño. Esta batalla se ha decidido por la mínima y en el reparto de premios también ha quedado reflejada, con un total de 5.300 euros para el subcampeón, que también se ha proclamado campeón del apartado junior (del que hablaremos más adelante). Jonathan Gómez, Sergio López o Sergio Arena también han formado parte de este reparto con 3.000, 1.800 y 1.500 euros respectivamente.

Dacia Sandero Rallye Cup

Otra de las compañías que se ha mantenido ligada a las carreras es el Grupo Renault, convocando de nuevo la Dacia Sandero Rallye Cup con un nuevo formato, combinando asfalto y tierra. Una copa que ha contado con un menor seguimiento que en temporadas anteriores, aunque más de una quincena de pilotos han apostado por el modesto compacto a lo largo de la temporada.

Renault Sport España, organizador de la Dacia Sandero Rallye Cup, ha mantenido los premios por carrera con 800, 400 y 200 euros para los tres primeros clasificados en cada rallye, otorgando a David Quijada, ganador de la copa, una cuantía de 2.400 euros; mientras que Juan Manuel Freire y Jonathan Álvarez, que han completado el podio de la clasificación, han recibido 1.600 y 1.400 respectivamente.

Desafío Kumho N3 Rally Cup

La novedad esta temporada dentro del Nacional de Tierra ha sido el Desafío Kumho N3 Rally Cup, convocada por la empresa Rutas Ciudad Del Sol con el respaldo de ASR Tyres & Motorsport, distribuidor de los neumáticos Kumho en España. Una copa destinada a coches modestos y que ha contado con seis participantes, entre los que ha destacado el Skoda Fabia de Fuertwagen Motorsport.

Kevin Guerra, que acompañado por Daniel Sosa se ha proclamado campeón de esta primera edición de la copa, cierra la temporada con 2.500 euros en premios por carrera y otros 2.500 como prima final por el título, seguido de Iván Arenas (Abarth Punto Evo) con 1.600 y 1.500 euros y por José Álvarez (Suzuki Swift), con un total de 2.100 euros. Marta Lago y Ruth Ortega completan este reparto.

Los premios en metálico son uno los grandes alicientes de estas copas impulsadas por marcas y preparadores, aunque también han apostado por otro tipo de recompensas en especie. Los neumáticos son el regalo estrella y Suzuki, la marca que más presupuesto ha puesto para poner en marcha su copa, ha repartido más de 60 gomas Hankook a lo largo del año, rondando los 16.200 euros (P.V.P). Un premio que también ha estado presente en la Dacia Sandero Rallye Cup con dos docenas de neumáticos Pirelli, la mitad de asfalto y la mitad de tierra.

Aunque Suzuki ha tomado otra forma más de premiar a sus ganadores de la Copa Suzuki Swift y la Copa Suzuki Swift Junior, que contarán con una carrera y unos test respectivamente con uno de los Swift Sport R+ (de la categoría N5) del equipo oficial. Al igual que también hay premios extra para los primeros clasificados del Desafío N3, otorgándole al ganador la licencia internacional para piloto y copiloto en 2020, la licencia de concursante en la copa en 2020 y la inscripción para el Rallye Tierras Altas de Lorca 2019; mientras que el segundo clasificado recibirá la licencia internacional para los dos integrantes del equipo y la del piloto para el tercer clasificado. Y el ganador de la Peugeot Rally Cup Ibérica podrá disputar una prueba con un modelo R5 del Grupo PSA, con todos los gastos pagados.

Pero sin duda uno de los premios más importantes del año es el de la Copa Kobe Motor Junior, denominada Beca U24. Esta iniciativa, en colaboración con la Real Federación Española de Automovilismo, becará a Alejandro Martín y Kevin Peñate a la Beka Junior R2 en 2020 con un presupuesto de 30.000 euros, dándoles la oportunidad de entrar en la escalera del Rallye Team Spain. Kobe Motor tomó el testigo de esta beca que en 2018 estuvo a cargo de la Copa Suzuki Swift, permitiendo a Iago Gabeiras dar el salto de un Peugeot 208 VTi R2 esta temporada.

Las copas son muy importantes en los Campeonatos de España de Rallyes, favoreciendo la promoción de jóvenes promesas, permitiendo a los pilotos luchar en igualdad de condiciones y facilitando la llegada de nuevo proyectos con el aliciente de los premios en metálico. Iniciativas que, en buena parte, han confirmado su continuidad de cara a la temporada 2020 e incluso con la llegada de una nueva monomarca impulsada por Renault España, con el Clio Rally V como protagonista.

* El cálculo de premios se basa en las cifras publicadas por los organizadores en sus reglamentos deportivos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box