Los cabeza de lista en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto han solicitado a la Federación cambios importantes para la temporada 2020.

La Real Federación Española de Automovilismo encara la recta final de la temporada en sus campeonatos nacionales, entre los que destaca la variante de asfalto de rallyes. Un certamen para el que los pilotos oficiales, líderes del mismo, han decidido aunar fuerzas para exigir cambios de cara a la próxima campaña, en la que quieren pruebas más compactas , un calendario más corto y premios en metálico en las pruebas. Una solicitud con fecha de mediados del mes de Octubre.

José María López, Iván Ares, Surhayen Pernía, Joan Vinyes, Javier Pardo , Alberto Monarri y José Antonio Suárez han firmado el documento en el que piden a la Federación que estudien novedades en pro de abaratar los gastos por temporada y facilitar la conciliación de las carreras con la vida profesional y familiar. Por ello, uno de los primeros cambios que piden hace referencia al número de pruebas, para que el piden que no vuelva a exceder la decena de citas, como ha ocurrido este año con dos citan insulares, una en el sur, seis en el norte, una en el levante y el cierra en la capital del país. Además solicitan que los equipos tenga la obligación de inscribirse en el campeonato e informar a principio de temporada en que ocho pruebas van a puntuar.

Menos pruebas permitirán reducir gastos, pero estos pilotos también solicitan que se entreguen premios en metálico en todas las citas, tanto por la clasificación scratch como por las categorías R5, R4, N5 y R2. El objetivo sería que en cada prueba se repartieran 10.000 euros con 3.000 para el ganador, 2.000 para el segundo clasificado y 1.000 para el ganador. Además en las categorías mencionadas anteriormente, siempre que haya al menos 5 inscritos y fuera de copas de promoción, se entreguen 1.000 euros a los ganadores de las mismas. Y los premios por categorías no serán acumulables con la clasificación scratch, pasarán siempre al siguiente piloto.

El número de pruebas no ha sido el único aspecto que dificulta el desplazamiento de los equipos, también la duración de las mismas. Por ello estos siete pilotos piden que los reconocimientos se reduzcan a un día y medio comenzando en la jornada del miércoles. Mientras que una vez entrado el fin de semana se compacte la acción con el Shakedown y el Tramo de Calificación en la mañana del viernes, la ceremonia de salida o un tramo espectáculo por la tarde y el rallye a lo largo del sábado, sin que la entrega de premios exceda de las nueve y media de la noche.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box