Después de lo vivido en el pasado Gran Premio de Japón, ha vuelto a aparecer el debate sobre si se podría compactar clasificación y carrera en un mismo día. Vamos a observar hasta que punto podría ser buena idea.

El Gran Premio de Japón nos trajo varias situaciones anormales respecto a cualquier Gran Premio debido al paso del tifón Hagibis por el país nipón. Una de ellas fue el hecho que la sesión de clasificación se tuvo que posponer al domingo, con lo que tuvimos clasificación y carrera el mismo día.

Aunque parezca curioso, esta no es la primera vez que este hecho ha sucedido. Ya pasó en Japón en 2004 con el tifón Ma-On y en el 2010 debido a la presencia de un sistema de tormentas. También en los GPs de Australia en 2013 y de EEUU en 2015 se tuvo que clasificar el domingo debido a la mala meteorología.

Aparte de todo ello, tras el experimento de Japón 2004, la FIA se sacó de la manga un sistema de clasificación para la temporada 2005 (cuando la clasificación se hacía a 1 vuelta) en que se disputaban 2 sesiones de clasificación, una el sábado por la tarde y otra el domingo por la mañana, y era la suma de los dos tiempos por vuelta la que determinaba el orden de salida.

Ese sistema duró solo 6 grandes premios debido a que resultó ser un caos para el aficionado y se mantuvo solo la sesión del sábado, suprimiéndose la dominical.

Ahora bien, ¿Qué ventajas podríamos tener con una sesión clasificatoria y una carrera en el mismo día? Vamos a analizarlo:

Posibilidad de compactar el fin de semana: Uno de los anhelos de Liberty Media desde que cogió las riendas de la F1 ha sido su intento por añadir más GPs y, a cambio, intentar reducir su duración, ya que de lo contrario los equipos estarían sometidos a un estrés excesivo. De esta forma Liberty Media vería su voluntad de reducir el fin de semana cumplida.

Mayor incertidumbre en lo referente a los resultados: Con gran probabilidad, Liberty Media no solo movería de día la calificación sino que también reduciría las sesiones de entrenamientos libres, con lo que a menos tiempo que los coches estuvieran en pista, mayores serían las sorpresas.

Ahora vamos a ver puntos en contra que podría tener esta posible iniciativa:

Mayor estrés para los equipos: Este sería el problema principal, al tener menos tiempo de trabajo, los equipos tendrían que trabajar muy rápidamente entre sesión y sesión, y precisamente los Fórmula 1 de hoy en día no son los más fáciles de la historia para poner a punto sino más bien todo lo contrario.

Posibilidad de problemas meteorológicos: Si ya hemos tenido algunos casos puntuales de grandes premios en los que la carrera se ha alargado enormemente por motivos meteorológicos, no quiero ni pensar qué podría pasar si tuviéramos que hacer clasificación y carrera en un día de condiciones adversas. Seguramente podría llegarse el caso de que se tuvieran que tomar decisiones de carácter más extremo como suspender o acortar la sesión de clasificación o incluso acortar la carrera.

Posibilidad de perder a pilotos de cara a la carrera: Ya ha sucedido más de una vez y más de 2 que algun piloto se ha perdido la sesión de clasificación a causa de algún accidente que haya sufrido durante los libres 3. A el propio Fernando Alonso le sucedió en Mónaco 2010 o este mismo año le sucedió a Albon en China. Tal como está organizado ahora el fin de semana no suele haber problema más allá de que un piloto en esta situación no puede disputar la sesión de clasificación y sale último en carrera. Pero si ponemos clasificación y carrera el mismo día y no tienen los pilotos la opción de tener el antiguo T-car (coche de reserva), si un piloto tuviera un accidente en la crono tendría muchos números de no correr la carrera. Sin ir más lejos este fin de semana en Japón Robert Kubica tuvo un accidente importante pero sin que tampoco los daños fueran extremadamente graves y casi no pudo salir a la carrera.

OPINIÓN FINAL:

Tras valorar pros y contras podemos ver que de entrada la idea podría ser muy atractiva, sobre todo para Liberty Media en su afán de proponer formatos de GP con menos tiempo en pista y menos días. Ahora bien, este tiempo podría afectar enormemente a los equipos hasta el punto que nos pudiéramos encontrar pilotos que no pudieran salir a carrera tras tener un accidente o una avería en la calificación. Y ya no nos ponemos a suponer que podría pasar en caso que un día que tocara disputar clasificación y carrera lloviera a cántaros. Por tanto, la opción más lógica es que, aún pudiéndose reducir el fin de semana, la clasificación debe ser el sábado y la carrera el domingo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box