Jan Solans y Efrén Llarena, acompañados por sus respectivos copilotos, han sido las cabezas visibles del proyecto estrella de la RFEdA: el Rallye Team Spain.

"Otra Federación era posible, Jan Solans hace historia en Suecia", quizás los lectores más fieles a esta web les suene este titular, con el que hablamos de la actuación del Rallye Team Spain en la primera cita del Junior WRC. Una publicación en la que alabamos el trabajo realizado por la Real Federación Española de Automovilismo desde la llegada de Manuel Aviñó y su equipo a la directiva, pero no nos imaginábamos que los resultados iban a ser tan buenos.

El 18 de Diciembre de 2016 es una fecha que el automovilismo nacional difícilmente podrá olvidar, un día en el que todo cambio en entidad nacional de este deporte. El cambio de la dirección, que pasaba a manos de Manuel Aviñó tras tres décadas con Carlos Gracia al frente, trajo consigo un nuevo aire, con la proyección de los jóvenes como pilar fundamental de su proyecto de futuro. Una idea que se materializó con la escalera del Rallye Team Spain, con la Beka Junior R2 como punto de partida para enviar a los mejores a los campeonatos internacionales.

Efrén Llarena y Sara Fernández fueron los primeros en sacar partido de esta nueva beca para conformar un programa deportivo en el Campeonato de Europa de Rallyes, que se materializaría con la tercera posición en el ERC Junior U27 en 2018. Aunque el mejor momento para esta dupla llegaría este año, en el que con dos victorias, dos podios y 16 scratchs se alzaban con el ansiado título en el renombrado ERC 3 Junior, lo que les da acceso a un modelo R5 la próxima temporada. Resultados que terminaron llamando la atención de Peugeot Sport, que apostó con su equipo oficial por Efrén y Sara para pelear por el título en ERC 3, el cual también ponía rumbo al norte de España con su victoria en el Rally de Chipre.

Los segundos que arrasaron dentro de la Beka fueron Jan Solans y Mauro Barreiro en la segunda edición de la misma, con lo que también pasaron a formar parte de la familia del Rallye Team Spain. En este caso, y gracias al apoyo de MRW, Global Racing Oil o el RACC (patrocinadores de los Solans), el proyecto del RTS se destinó al Campeonato del Mundo de Rallyes, poniendo en manos de Jan uno de los nuevos Ford Fiesta R2T. El piloto catalán se mostró muy competitivo desde los primeros compases del campeonato y con dos victorias, dos podios más, una cuarta posición y una treintena de scratchs terminó llevándose el gato al agua este fin de semana en el Rally de Gales. Título que le convierte en el nuevo propietario de un Fiesta R5 MkII, 200 neumáticos Pirelli y cinco inscripciones en el WRC 2 en 2020.

España vuelve a ganar

La llegada de estas iniciativas ha vuelto a poner al automovilismo español en las portadas de medio mundo, confirmándose como una apuesta ganadora. Efrén Llarena se convirtió este año en el tercer piloto nacional en alzarse con una corona dentro del Campeonato de Europa, después de que Antonio Zanini ganara el absoluto en 1980 y Emma Falcón el Trofeo Femenino la pasada temporada. Mientras que en el Mundial de Rallyes el palmares nacional era algo más dilatado con los dos títulos de Carlos Sainz (1990 y 1992) y los campeonatos junior conseguidos por Dani Solá (2002), Dani Sordo (2005) y Nil Solans (2017).

Aunque los títulos conseguidos por Efrén y Jan adquieren un significado especial, ya que se convierten en los primeros triunfos de un equipo oficial de la Real Federación Española de Automovilismo. Un éxito que ha sido posible gracias a la apuesta por el talento, la cual esperamos que continúe por el bien de nuestros deportistas. ¡Bien hecho!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te pueden interesar

¿Quieres que te llegue al correo una selección de nuestros mejores artículos y alguna que otra sorpresa? Únete a la lista de correo que más te interese.

Holler Box